“Al que madruga Dios lo ayuda”

Los adolescentes, ovbiamente, duermen menos que los adultos porque fisiológicamente tienden a acostarse más tarde, levantarse temprano, y como resultado, no estan preparados para enfrentar el día. “Al […]

Los adolescentes, ovbiamente, duermen menos que los adultos porque fisiológicamente tienden a acostarse más tarde, levantarse temprano, y como resultado, no estan preparados para enfrentar el día.

“Al que madruga Dios lo ayuda”… Cuántas veces hemos oído ese refrán. Según estudios astralianos, los chicos tienen derecho a pedirles a sus padres que se suspendan las recriminaciones. Pero al fin y al cabo, ellos tienen la razón, los adolescentes duermen entre 6 y 7 horas promedio, y cuando se acuestan tarde y se levantan temprano se interrumpe el proceso del sueño; y esto provoca problemas de aprendizaje y crecimiento. Nunca se ponen a pensar por qué les cuesta levantarme a la mañana.

Sacando conclusiones, duermen en época escolar una hora y 17 minutos menos por noche respecto a las vacaciones. Y se cree que necesitan dormir unas ocho horas y 45 minutos de sueño diario cuando van al colegio;  de ahí que se note en los adolescentes tristeza e irritabilidad, y que cuando llegan a sus casas en  lo único que piensen es en la agradable siesta. Por todo esto, en Estados Unidos, por ejemplo, retrasaron los horarios de la entrada a clase.

Finalmente, Oscar Martínez, neurólogo especialista en sueño, dice que la correcta iluminación de las aulas mejoraría la situación, porque la luz es el principal regulador del reloj interno.

Escrito por Ailyn Dieguez

Sobre Teleaire

El primer portal en español de contenidos audiovisuales relacionados con viajes y turismo. Entre las 100.000 webs más visitadas del planeta según el Ranking Internacional Alexa.
Sigue a Teleaire en Twitter: @Teleaire

Quizás te interese

Experiencias comentadas desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*