Artur Bordalo le da vida y color a Lisboa

Caminar por las calles de Lisboa involucran la posibilidad de cruzarse con una obra original de Artur Bordalo. Este creativo callejero aporta arte y diseño a espacios urbanos deshechados y convertidos en basurales. Sus tareas no sólo involucran el reciclaje de materiales, sino que apuesta a la crítica social y genera concientización acerca de los elementos de la naturaleza que carecen de presencia en las grandes ciudades.

Dentro de sus modelos más frecuentes hay al menos 1o animales gigantes en Lisboa y 100 instalaciones más de menor escala. Artur Bordalo propone reflexionar acerca de aquellos objetos que le estamos “dando a la tierra”, es decir, aquellos elementos de uso cotidiano que afectan de manera directa al medio ambiente.

Un legado familiar

Popularmente Artur se hace llamar Bordalo II, para dejar en claro que no es el único artista de la familia. Su inspiración nació de su abuelo, Real Bordalo, un famoso paisajista y pintor local. “Supuso para mí una escuela. Aunque hoy recibo diferentes influencias y busco mi propio camino, su trabajo todavía corre por mis venas” reflexiona.

Las imágenes que ilustran la nota pertenecen a Cristian Blaxer.