Autor: Eva López Álvarez

Viajando aprendo: cómo es la gente, cómo son los sitios, cómo funciona el mundo, qué me gusta y qué no me gusta. Viajando me deleito: con luces diferentes, con lugares sorprendentes, hasta con cosas que no me agradan pero que celebro conocer para poder saberlo. Y, sobre todo, me lleno de energía con cada sonrisa que me brindan allá donde voy. Compartirlo a través de mis textos y mis fotos es simplemente un regalo. O, mejor dicho, un sueño que se cumple en cada ocasión.

Múnich es mucho más que cerveza

La capital de la Baviera alemana es obviamente conocida por su Oktoberfest, su cerveza, su fábrica de coches BMW y sus salchichas. Sin embargo, las calles en torno a Marienplatz; los biergarten, o "jardines de cerveza"; las orillas del río Isar... invitan a disfrutar de la atmósfera de una ciudad que también es tranquila. afable, tradicional y pintoresca. La Alemania más tradicional en versión urbana.

Bohol, o la Filipinas más auténtica

Aunque sólo es una de las 7.000 islas que cuenta Filipinas, Bohol es un pequeño concentrado de lo que ofrece el país. No tiene las playas más espectaculares, pero si ofrece bonitos paisajes y la posibilidad de vivir numerosas escenas cotidianas que quedarán en la retina del viajero. Un lugar perfecto para enamorarse de este país asiático que tiene el corazón latino.