Colonia del Sacramento, una ventana al pasado

Por:
Micaela Garrido

El viaje comenzó poco antes de las 10 de la mañana, entre las aguas del Río de La Plata, ya que, a tan sólo 45 Km de Buenos […]

El viaje comenzó poco antes de las 10 de la mañana, entre las aguas del Río de La Plata, ya que, a tan sólo 45 Km de Buenos Aires en línea recta encontramos, una pequeña y bella ciudad, Colonia del Sacramento.

Su barrio histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1995 al ilustrar la fusión exitosa de los estilos portugués, español y post-colonial, todo un lujo para los sentidos es caminar por entre aquellas pequeñas calles adoquinadas hablando con los colonos sobre su propia historia.

Al llegar a tierra uruguaya nos sorprendió un clima agradable, menos húmedo que el de Buenos Aires pero más fresco por la cercanía con el río.

Imagen de previsualización de YouTube

La ciudad cuenta con un total de 35 sitios de alojamiento (entre hoteles y hosterias) y museos por doquier, a demás de innumerables bares y plazas, todo perfectamente mantenido haciendo sentir al visitante que esta transitando un pedacito del pasado en pleno siglo XXI.

Desde Colonia del Sacramento a Montevideo la distancia es de 178 Km, por lo que mucha gente, gusta pasar en Colonia un fin de semana rodeado de paz y armonía.

El primer día en Colonia nos sentimos de “otro mundo”, toda aquella vida es tan diferente a la que se vive en Buenos Aires que cuesta un tiempo acostumbrarse a ver las puertas de las casas abiertas, las ventanas sin rejas, la gente caminando por la calle sin importar el horario. El recorrido empezó con la Plaza de Toros, un lugar construido por los españoles en 1910, que actualmente se encuentra vacío, en ruinas y su uso es nada más que dar a Colonia un paisaje más especial. No esta permitido su acceso ya que corre riesgo de derrumbe.

Luego, el viaje turístico continúo por todo el casto histórico de la ciudad, compuesto por la Basílica del Santísimo Sacramento y la Puerta de la muralla, a demás de la famosa “Calle de los Suspiros”, una peatonal angosta, desnivelada, sin veredas y pavimentada con piedras de cuña que trasladan al visitante en el tiempo y donde, entre sus adoquines, se esconden docenas de historias y recuerdos.

Finalmente, el recorrido termina en el Real de San Carlos que es la zona de las afueras de Colonia desde donde las tropas españolas pusieron sitio a la plaza fuerte portuguesa. Su nombre es un homenaje al rey Carlos III de España y es en esta parte donde encontramos los hoteles más lujosos de la ciudad.

Colonia es sin lugar a dudas un lugar mágico, que no sólo nos muestra un poco de la vida en el pasado, sino que nos relaja y nos llama a que cada día podamos conocerla un poco más.

Sobre Teleaire

El primer portal en español de contenidos audiovisuales relacionados con viajes y turismo. Entre las 100.000 webs más visitadas del planeta según el Ranking Internacional Alexa.
Sigue a Teleaire en Twitter: @Teleaire

Quizás te interese

Experiencias comentadas desde Facebook

Experiencias que nos contaron

  1. Andrea .H

    muy buena la noticia,me gusto mucho.
    interesante y entretenida!

  2. nacho

    como andas mica?

    buenisima la pagina y re lindo el lugar =)

    un beso!

  3. Juan Milá

    Debo admitir que no tenia conocimientos de Colonia, ni de su existencia… Muy buena nota, definitivamente un hermoso lugar turistico a tener en cuenta.

    Gracias Teleaire =)

  4. me encanto todo el relato y las fotos.
    Sos una muy buena guia de turismo jajajaja

    besos!

  5. Aye Pila

    muy bueno .. me encanto .. sos excelente!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*