Velib_Francia

Cómo alquilar bicicletas en París con Vélib

Por:
Marilyn Botheatoz

Desplazarse por la ciudad de París puede convertirse en una experiencia única si el turista lo hace en bicicleta. Este medio de transporte es cada vez más frecuente en las ciudades de Europa que buscan un movimiento sostenible. Y una manera diferente de percibir la atmósfera de la ciudad a bajo precio. Recomendamos su uso de noche, cuando apenas hay tráfico y la Ciudad de la Luz adquiere una magia especial.

La ciudad cuenta con más de 1.200 puntos de estacionamiento y ofrece un total de 18.000 bicicletas. El sistema fue implementado en la ciudad en el marco de una campaña para reducir el tráfico y fomentar medios de transporte alternativos.

El alquiler de las bicicletas está disponible las 24 horas del día, generando que cualquiera pueda acceder a una ellas independientemente de la hora del día y utilizando una tarjeta bancaria.

El diseño de las bicicletas la hace resistentes, algo que también las hace más pesadas que las tradicionales.

¿Cómo se realiza el alquiler de bicicletas?

Cada estacionamiento cuenta con un puesto electrónico, donde el usuario realiza el pago del servicio a través de su tarjeta bancaria. El servicio está disponible en varios idiomas, entre ellos el español. Solamente hay que seguir las indicaciones y contar con una tarjeta de chip, ya que la máquina no lee otro tipo de tarjetas.

Una vez formalizado el pago, el viajero introduce un código de su elección que utilizará cada vez que vuelva a retirar una bicicleta, añadiendo además el número de la tarjeta que debe llevar consigo durante toda la duración del alquiler. Para depositarla, solo se requiere engancharla a un punto de estacionamiento, prestando siempre atención a que la luz se ponga verde: eso significa que la entrega está bien hecha y se podrá retirar otra bicicleta al cabo de cinco minutos.

El estacionamiento elegido para retirar es completamente libre, así como para depositar. El objetivo de este tipo de alquiler es precisamente fomentar los desplazamientos en bicicleta sin necesidad de tener que aparcarla o preocuparse de dónde se deja: tras depositarla se vuelve a recuperar otra donde se quiera, por qué no en el mismo lugar.

El usuario puede elegir qué tipo de bicicleta le agrada más entre aquellas que se encuentran disponibles. El sillín se puede regular en altura y es costumbre entre los usuarios indicar que alguna está defectuosa poniéndole la silla al revés. Se recomienda comprobar que la silla no se baja, que los frenos funcionan y que las ruedas no están pinchadas. Y estar siempre atentos al “beep” y la luz verde cuando se deposita.

Sobre Teleaire

El primer portal en español de contenidos audiovisuales relacionados con viajes y turismo. Entre las 100.000 webs más visitadas del planeta según el Ranking Internacional Alexa.
Sigue a Teleaire en Twitter: @Teleaire

Experiencias comentadas desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*