Croque-Monsieur de Francia

Croque-Monsieur de Francia

Se cree que el Croque-Monsieur fue descubierto en la carta de un café parisino en la década de 1910. Su peculiar nombre hace referencia al tocado de las damas de la época.

Práctico, fácil y de sencilla elaboración.  Sus exquisitos ingredientes reúnen la gracia gastronómica de principios del siglo XIX, conformando una de las recetas más típicas de  Francia.

Ingredientes:

  • 4 rebanadas gruesas de pan brioche de molde, o pan de molde
  • 8 fetas de jamón cocido natural o jamón dulce
  • 200 gramos de queso gruyere grueso o emmental rayado

ingredientes para la salsa bechamel:

  • 4 cucharillas de mantequilla
  • 4 cucharillas de harina
  • 1 taza de leche
  • Sal a gusto
  • Pimienta blanca a gusto
  • Nuez moscada a gusto
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 clavos de olor

Preparación:

En primer lugar, calentamos el horno a 200°C. Con un cuchillo en el extremo opuesto al nudo hacemos un tajo en la cebolla hasta la mitad y, en el nudo, insertamos los clavos de olor. Colocamos la cebolla en una cacerola y vertemos leche sobre ella, cuidando que la cubra. Tras este paso, colocamos el fuego del horno en una intensidad media/baja.

A continuación, disponemos la manteca en una sartén a fuego medio y esperamos a que se derrita completamente y caliente, para que se dore completamente y no quede impregnada de la grasa. Luego le agregamos, rápidamente y de una vez, la harina y revolvemos mientras que se cocina e hidrata, durante dos minutos, consiguiendo un sofrito. Al sacarla del fuego observamos si la leche ya está caliente y retiramos la cebolla. Acto seguido, agregamos la preparación con harina, que se denomina Roux  y es utilizado en nuestras recetas como espesante.

Revolvemos a fuego medio hasta que la salsa esté espesa, y retiramos del fuego. Condimentamos a gusto con nuez moscada, sal y pimienta. Tras este paso dejamos enfriar y permitimos que la preparación gane volumen.

Para el armado, esparcimos la salsa en una rodaja de pan, sobre toda su superficie. Luego colocamos queso rayado y, encima, dos fetas de jamón. Esparcimos nuevamente salsa bechamel de forma tal que cubra toda la superficie, y tapamos con otra rodaja de pan.

Teniendo el sándwich armado, en su parte superior volvemos a colocar salsa bechamel y queso. Por último, lo colocamos en el horno para que se gratine.

Se recomienda ampliamente disfrutarlo caliente durante el desayuno.

Experiencias comentadas desde Facebook

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viajes por europa
DHgate España Sitio
NOD 32