El alcohol al volante mata

El alcohol constituye uno de los principales factores que intervienen en los accidentes y muertes en el sistema del tránsito. Las estadísticas demuestran que los jóvenes mueren más […]


El alcohol constituye uno de los principales factores que intervienen en los accidentes y muertes en el sistema del tránsito. Las estadísticas demuestran que los jóvenes mueren más por accidentes ocurridos en las rutas y calles que por enfermedades.

Si prestamos atención las noticias periodísticas testimonian ésta situación que se repite a lo ancho y lo largo de nuestro país. Los últimos casos de accidentes con jóvenes, ocurridos en el corazón de la ciudad de Buenos Aires, dieron triste cuenta de lo fatal que puede resultar la asociación entre conducción, alcohol y juventud.

Por estos motivos, Luchemos por la Vida trabaja intensamente en campañas focalizadas a la protección de los jóvenes que consumen alcohol y conducen vehículos, dado que no sólo peligra la vida del que conduce sino que también pone en peligro la vida de otras personas.
Por lo tanto:

Si vas a conducir NO CONSUMAS ALCOHOL
Es sabido que el alcohol es un depresor del sistema nervioso central, que afecta funciones mentales esenciales para la conducción como son: la capacidad de juzgamiento y atención, la visión, las respuestas motoras, etc. Si bien, la cantidad de alcohol, el peso , el sexo , la edad de las personas y su estado de salud, etc., determinan variaciones en el grado de intoxicación alcohólica, la única indicación completamente segura para el conductor de vehículos es abstenerse absolutamente de beber alcohol, para conducir seguro.

Si querés beber alcohol QUE CONDUZCA OTRA PERSONA
Este es un concepto nuevo para los argentinos pero muy habitual en países con mayor cultura de la prevención. Aquel que no quiera privarse de beber bebidas alcohólicas en una salida puede preveer el regresar por otro medio que no sea conduciendo su coche.(tomar taxi, transporte público, ser conducido por un amigo, etc.)

Si sabemos que bebió y pretende conducir NO SEAS SU ACOMPAÑANTE
Esta sugerencia implica un llamado de atención para quien viaja como acompañante, conducido por otro. Cada uno debe hacerse responsable por el cuidado de su propia vida. Aquel que es llevado por un conductor alcoholizado, corre el mismo riesgo que el que conduce.

Si estamos en grupo y queremos beber alcohol ELEGIR A ALGUIEN QUE NO BEBA PARA QUE LUEGO CONDUZCA
Este comportamiento, bastante habitual en otros países, implica la toma de conciencia individual y grupal de la necesidad de autoprotegerse eligiendo a quien se “privará” algo, por la seguridad de todos. (Dos parejas salen a comer, uno de los cuatro no bebe alcohol, para conducir).

Más información en la web de la Asociación “Luchemos por la vida”:
http://www.luchemos.org.ar/

Sobre Alejandro Martínez Notte

Decidí hace un tiempo que quiero vivir el presente como si fuese el último día, improvisar siempre que pueda y viajar para cumplir mis sueños. Detrás de eso me encuentro. A esto le sumo el placer de poder compartirlo, a través de las redes, de internet y de los amigos que difunden mis contenidos. En Twitter @martineznotte

Quizás te interese

Experiencias comentadas desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*