El Malecón, un lugar inolvidable

Por:
Micaela Garrido

Luego de casi siete horas de viaje, llegamos a la ansiada capital cubana. Desde el primer instante en el que uno pone un pie en Cuba, la sensación […]

Luego de casi siete horas de viaje, llegamos a la ansiada capital cubana. Desde el primer instante en el que uno pone un pie en Cuba, la sensación de estar allí, se apodera de todos los sentidos, la música, los olores y el clima, son indescriptibles. Todo parece más hermoso en el caribeño lugar.

Como nuestro hospedaje en ese sitio iba a ser solamente de tres días y medio, decidimos aprovechar cada minuto libre para conocer un poco más de la historia, la cultura, la sociedad y el comunismo.

Luego de habernos instalado en el hotel, haber recorrido en auto la ciudad, comprar un mapa e informarnos en la Secretaria de Turismo del mismo hotel sobre los puntos que no nos podíamos perder en nuestra visita, decidimos tomar la cámara de fotos y salir a conocer Cuba por nuestros propios medios.

Asi fue como terminamos nuestro primer día caminando por el Malecón de la Habana que es hoy por hoy, uno de los lugares más emblemáticos de la capital cubana. Para muchos es considerado como un verdadero símbolo de la ciudad, fiel reflejo de la vida de sus habitantes, sus amores, sus encuentros, sus juegos, todo ello en un espacio que se extiende desde la entrada de la Bahía de La Habana -al este-, por un espacio de unos cinco kilómetros. Al principios del siglo XX era un lugar atractivo por los baños públicos, hoy, los más jóvenes siguen disfrutando de la oportunidad de nadar en las bellas aguas que acarician tierra cubana, en pleno Malecón. A lo largo de su trayecto se aprecian inmuebles y estatuas que marcan pautas en las tradiciones de la isla, a demás de numerosos y emblemáticos sitios. Si uno se propone conocer, en poco tiempo, un gran trozo de la historia de La Habana, caminando el Malecón es una de las formas más hermosas de lograrlo.

 

Su gente, amigable y sociable por naturaleza, sus campos de baseball, sus ferias, sus calles, todo marcado por la belleza de la cultura cubana, nos transmitirá sensaciones e historias del pasado.

Más que un paseo, el Malecón es un pedacito de historia en plena capital con miles de personas que acuden a disfrutar del “frescor” que aporta el mar o simplemente pasar un rato agradable al aire libre.

A lo largo del paseo entablamos conversación con varios cubanos que nos contaban sus ideales políticos y sus formas de vida.
Cuba es un lugar imperdible, que merece ser visitado.

Sobre Teleaire

El primer portal en español de contenidos audiovisuales relacionados con viajes y turismo. Entre las 100.000 webs más visitadas del planeta según el Ranking Internacional Alexa.
Sigue a Teleaire en Twitter: @Teleaire

Quizás te interese

Experiencias comentadas desde Facebook

Experiencias que nos contaron

  1. norma

    Qué curiosidad no? un lugar con tanto misterio y con verdades y seguramente con muchas mentiras pero…. cuánta intriga! Realmente no se si me gustaria conocer esta isla. un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*