Visado ACMECS

En qué consiste el visado común Tailandia Camboya

Por:
Eva López Álvarez

El combinado de estos dos países es cada vez más usual entre los viajeros que se desplazan al Sudeste Asiático. Las formalidades de entrada se simplificaron el 27 de diciembre de 2012 con el nuevo visado común ACMECS.

En qué consiste:

El visado permite a los viajeros procedentes de 35 países a circular libremente durante 60 días (30 días como máximo en cada uno) por y . Tiene una duración de tres meses a partir de la fecha de emisión. Viajar con el puede representar una buena dosis de tranquilidad ya que atravesar las fronteras terrestres entre estos dos países está muy a menudo sujero a casos de corrupción y engaño.

 

Países incluídos:

Australia, Austria, Bélgica, Bahrein, Canadá, China, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hong Kong, Islandia, Irlanda, Israel, Italia, India, Japón, Corea, Kuwait, Luxemburgo, los Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, Omán, Portugal, Qatar, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Turquía, los Emiratos Árabes Unidos, el Reino Unido y los Estados Unidos.

Viajeros procedentes de Argentina: no pueden solicitar el visado ACMECS, por lo que deben tramitar de manera independiente el acceso a cada uno de los destinos.

 

Dónde conseguirlo:

Se solicita en la embajada de origen del viajero para uno de los dos países (la notificación de expedición de visado se hace entre gobiernos, el viajero no debe comunicar nada). Es importante precisar que se está solicitando un visado común, no es válido presentarse en la frontera de uno u otro país con un visado que solo afecta a uno de ellos.

 

Precio:

20 euros / 25 dólares

Es importante saber…

Que los costes del visado corresponden en realidad al precio de un permiso de entrada en Camboya, ya que transitar durante 30 días por Tailandia es gratuito (si se llega por vía aérea, 15 días en caso de hacerlo por vía terrestre).

Sobre Eva López Álvarez

Viajando aprendo: cómo es la gente, cómo son los sitios, cómo funciona el mundo, qué me gusta y qué no me gusta. Viajando me deleito: con luces diferentes, con lugares sorprendentes, hasta con cosas que no me agradan pero que celebro conocer para poder saberlo. Y, sobre todo, me lleno de energía con cada sonrisa que me brindan allá donde voy. Compartirlo a través de mis textos y mis fotos es simplemente un regalo. O, mejor dicho, un sueño que se cumple en cada ocasión.

Experiencias comentadas desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>