Exclusivo: La fiesta del Rally Dakar 2011

Por:
Emanuel Edorna

Comenzó esta tarde la edición Nº 33 del Rally Dakar, por tercera vez en territorio argentino y chileno. El obelisco porteño fue nuevamente el epicentro de la fiesta […]

Comenzó esta tarde la edición Nº 33 del Rally Dakar, por tercera vez en territorio argentino y chileno. El obelisco porteño fue nuevamente el epicentro de la fiesta de largada. Por allí desfilaron los 407 vehículos protagonistas de la carrera que partieron rumbo a Victoria (Entre Ríos), donde esta el primer vivac. Lo mejor de la fiesta y las principales imágenes.

Imagen de previsualización de YouTube

Más de un millón de personas se acercaron hasta el centro de la ciudad de Buenos Aires para disfrutar de la salida de los competidores de la edición 2011 del Rally Dakar, que por tercer año consecutivo se realiza en Argentina y Chile. Los 407 vehículos (31 quads, 170 motos, 140 autos y 66 camiones) partieron de La Rural rumbo al Obelisco, donde los esperaba la rampa de salida, para luego seguir en enlace hasta la ciudad entrerriana de Victoria.

Mientras el público aguardaba las 14:30, hora señalada para el desfile de los pilotos, promotoras de distintas empresas auspiciantes repartieron regalos. Los Granaderos de Patricios estuvieron a cargo de los himnos de los países anfitriones. Y sobrevolaron la Avenida 9 de Julio dos impresionantes aviones Hércules. Pero la mayor ovación se la llevó Chris Pfeiffer, cuádruple campeón mundial de acrobacias sobre motocicleta, que deleitó a los presentes con su show de trucos y piruetas.

Luego llegó el momento de los protagonistas: los pilotos. Arrancaron los quads y allí se produjo la mayor ovación de la tarde, cuando los hermanos Patronelli (Alejandro y Marcos) subieron a la rampa y la gente coreó sus nombres y el nombre de su país de origen.

Todos los pilotos argentinos recibieron los calidos aplausos del público presente. Además llevaron consigo una bandera celeste y blanca, y muchos se mostrarse eufóricos y emocionados.

Orlando Terranova, la máxima esperanza en autos, fue también uno de los más reconocidos por los presentes. Pero no logró contener la locura del “verdadero” público fierrero cuando sobre la rampa aparecieron tres intrépidos pilotos: Norberto Fontana, Emiliano Spataro y Juan Manuel Silva. Los tres ídolos del TC se subieron al Buggy McRae y, con fuegos artificiales incluidos, salieron rumbo a lo desconocido para ellos.

Entre los pilotos extranjeros hubo papelitos al aire para los españoles Marc Coma (motos) y Carlos Sainz (autos) en sus respectivas subidas a la rampa de partida. Pero el showman fue una vez más Robby Gordon y su poderosa Hammer. Como en los anteriores dos años, dio marcha y encaró la rampa a toda velocidad para pegar un gran salto hacía el otro lado de la misma. Como no le gustó como lo hizo volvió de nuevo para atrás y la respuesta del público fue una ovación tremenda. Incluso el estadounidense se animó luego a realizar trompos sobre la 9 de Julio.

El último espectáculo lo brindaron los camiones. Los monstruos de diez toneladas hicieron vibrar, al compás de esos tremendos bocinazos, a todos los presentes que se aguantaron toda la tarde el tremendo calor para disfrutar de estos intrépidos aventureros, que intentaran volver a Buenos Aires dentro de 14 días. Para la gente fue un gran regalo de año nuevo.

Y para cerrar un video casero de los tantos que se encuentran en YouTube, en esta oportunidad con el rey de la gente, Robby Gordon en pleno Acceso Oeste manejando desde el techo de su poderoso Hammer:

Imagen de previsualización de YouTube

Sobre Teleaire

El primer portal en español de contenidos audiovisuales relacionados con viajes y turismo. Entre las 100.000 webs más visitadas del planeta según el Ranking Internacional Alexa.
Sigue a Teleaire en Twitter: @Teleaire

Quizás te interese

Experiencias comentadas desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*