Gaudí en Barcelona

Gaudí en Barcelona

El genial arquitecto dejó doce edificios en Barcelona. Visitarlos todos puede ser una excelente manera de recorrer la Ciudad Condal y sus alrededores. Si no pueden visitarse todos, estos son los cuatro que en Teleaire consideramos como los “imprescindibles”.

Sagrada Familia

Un clásico que no puede faltar. No todas las generaciones tienen la ocasión de asistir a la construcción de una catedral. El interior es impresionante y lo será aún más cuando terminen las obras, cuyo fin está previsto para 2030. Una torre central culminará a 170 metros de altura.

El ascenso a las torres puede resultar decepcionante para quien busque algo más que las vistas de la ciudad. Sin embargo, es muy difícil salir decepcionado del interior, sublime en cuanto a altura, formas y decoración. La exposición del piso inferior, que también alberga la tumba de Gaudí, es muy interesante.

En el mismo recinto están las escuelas que el arquitecto diseñó para los chicos del barrio: la originalidad en su construcción ha inspirado numerosos proyectos y también forman parte de los espacios que se pueden visitar.

Parc Güell

Porque es de Gaudí y porque es un parque precioso, con excelentes vistas de la ciudad, elementos arquitectónicos de enorme interés y una visión de la urbe por parte del artista más allá de los edificios que creó. Desafortunadamente se ha convertido en una visita de pago.

Situado en la ladera del monte Carmelo, con vistas a la ciudad y al mar, se compone de varios espacios completamente diferentes. La entrada está presidida por la emblemática Fuente del Dragón. Dos casitas que parecen salidas de un cuento albergan una tienda y exposiciones audiovisuales sobre el autor y su obra. La galería de columnas de piedra inspiradas en árboles ofrece sombra a los caminantes. La magnífica terraza, decorada con originales mosaicos a lo largo de un sinuoso banco corrido de 110 metros, es el espacio ideal para admirar Barcelona y el Mediterráneo. El Monumento al Calvario, en la parte alta, ofrece una panorámica aun mejor.

La Casa Milá

En el Paseo de Gracia, también es conocida como La Pedrera.
La visita de la azotea es una de esas cosas que no hay que perderse en Barcelona. Existe la posibilidad de hacerlo de manera privada al final del día para aquellos que quieran gastar un poco más y deleitarse con las vistas durante la noche mientras se disfruta de una copa de cava catalán.

Para las familias, son muy interesantes los eventos organizados durante los fines de semana y dísas festivos. En un intento de acercar la arquitectura, cultura y arte de la ciudad a los más jóvenes, los adultos también pueden aprender muchas cosas. Por ejemplo en la Navidad de 2013, un “árbol” decorado se encarga de hacer la visita guiada del recorrido para los más pequeños. Recomendamos consultar la web del recinto antes de viajar.

Colonia Güell

En Santa Coloma de Cervelló, a 23 kilómetros al oeste de Barcelona, Eusebi Güell quiso hacer de una colonia industrial un lugar agradable para trabajar y vivir. Hoy ya no es una comunidad dependiente de una sola empresa, la textil propiedad de Güell, pero el área sigue estando habitada y durante la visita se puede percibir la atmósfera de lo que debió ser el lugar durante sus años de esplendor, en los principios del siglo XX.

Es un claro ejemplo de arquitectura y decoración modernista aplicada a edificios industriales y de residencia. También religiosos: la joya de la corona es la cripta diseñada por Gaudí y utilizada para los oficios religiosos hasta el día de hoy. Los paraboloides hiperbólicos tan característicos del genio dan lugar a un espacio único en el mundo. La diversidad de los materiales, la originalidad de los muebles, la belleza de las vidrieras… hacen de este lugar una escapada de Barcelona absolutamente recomendable.

Viajando aprendo: cómo es la gente, cómo son los sitios, cómo funciona el mundo, qué me gusta y qué no me gusta. Viajando me deleito: con luces diferentes, con lugares sorprendentes, hasta con cosas que no me agradan pero que celebro conocer para poder saberlo. Y, sobre todo, me lleno de energía con cada sonrisa que me brindan allá donde voy. Compartirlo a través de mis textos y mis fotos es simplemente un regalo. O, mejor dicho, un sueño que se cumple en cada ocasión.

Experiencias comentadas desde Facebook

  1. Fantástico post,
    Preciosas imágenes y buenas recomendaciones, comparto via twitter, gracias
    Saludos

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viajes por europa
DHgate España Sitio
NOD 32