Grandes clásicos para comer en Madrid

Grandes clásicos para comer en Madrid

La capital de España cuenta con muchas novedades a la hora de comer pero también ofrece varios clásicos con éxito seguro a la hora de probar algunas de las recetas españolas más emblemáticas.

Casa Botín

Dicen que es el restaurante más antiguo del mundo. Junto a la Plaza Mayor, sus recetas de cochinillo y cordero figuran entre los más aclamadas de la ciudad. Fue fundado en 1725 y artistas como Goya, Hemingway o Truman Capote ya degustaron los platos del menú. El interior, abovedado y en diferentes niveles como corresponde a los bajos de la plaza principal de la ciudad, hacen que el lugar sea al mismo tiempo una experiencia gastronómica y un viaje en el tiempo.

Casa Lucio

Los españoles lo conocen por dos cosas contrapuestas. Por un lado es un lugar frecuentado por el rey. Por otro, tiene como receta más típica un plato que nada tiene de real: los huevos estrellados con patatas. Sin embargo se ha convertido en una institución dentro de la cocina madrileña y sitio obligado para las celebrities que pasan por Madrid. Los precios corresponden más a la imagen asociada al rey. Quien quiera probar los huevos puede hacerlo en versión reducida (de precio) casi enfrente en Los Huevos de Lucio.

El Corral de la Morería

Puede que sea el tablao flamenco más famoso de Madrid. Si Casa Lucio reúne a los famosos que buscan un restaurante típico, El Corral es cita ineludible para quienes quieran saborear, mientras cenan, la tradición musical más asociada a España: el flamenco.
Algo diferencia a este tablao de otros lugares de espectáculos en los que la comida no suele ser lo más trabajado: en El Corral de la Morería, los platos y el servicio están tan cuidados como el show, que reúne a artistas renombrados y ganadores de premios nacionales e internacionales en las categorías de baile y cante. Cuesta decidir si merece la pena cenar para ver el espectáculo o asistir a la sesión de flamenco para disfrutar de la cena.

Casa Carola

Uno de los templos del cocido madrileño, ese que se come al revés: primero la carne, después la verdura y, por último, la sopa. Esta institución es conocida por la abundancia de las raciones y la inclusión de aperitivo, pan, postre y digestivo en el precio del menú. Desde el 2004 este lugar del cocido por excelencia dispone de un segundo restaurante, el Carola 2 (Foto: Flickr-moverelbigote).

.

Taberna El Nuevo Foque

No solo se come carne y cocido en Madrid. De hecho dicen que el mejor pescado nacional se ofrece en la capital. En cualquier caso hay muy buen pescado y marisco en la ciudad, a pesar de su lejanía con el mar. El Nuevo Foque tiene la ventaja de proponer muy buenos platos a precios más asequibles que los de otros restaurantes de pescado de gran reputación. Destaca la variedad de recetas de bacalao.
En restaurantes como este se puede comprobar que el cocido madrileño es omnipresente… hasta en “catedrales del pescado” como esta lo ofrecen los miércoles al mediodía (Foto: Flickr-Flavorcook).

.

Viajando aprendo: cómo es la gente, cómo son los sitios, cómo funciona el mundo, qué me gusta y qué no me gusta. Viajando me deleito: con luces diferentes, con lugares sorprendentes, hasta con cosas que no me agradan pero que celebro conocer para poder saberlo. Y, sobre todo, me lleno de energía con cada sonrisa que me brindan allá donde voy. Compartirlo a través de mis textos y mis fotos es simplemente un regalo. O, mejor dicho, un sueño que se cumple en cada ocasión.

Experiencias comentadas desde Facebook

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viajes por europa
DHgate España Sitio
NOD 32