Huevos de pascua para Semana Santa

Se cree que la costumbre de decorarlos, nació después de que el papa prohibiera el consumo de huevos en tiempos de cuaresma por suponerse un derivado de la carne. Los cristianos comenzaron a pintarlos para ser consumidos luego de este periodo, durante la festividad de pascuas.

Ingredientes

  • Moldes de huevos de pascua
  • 2 kg de chocolate hidrogenado o para huevos de pascua, negro, con leche o blanco
  • Un pincel

Para decorar:

  • Confites de varios colores
  • Frutas secas: almendras, nueces o pistachos

Procedimiento:

Se debe tener en cuenta que existen tres clases diferentes de chocolate para esta receta: el chocolate cobertura, el chocolate blanco y el compuesto de hidrogenado son los únicos que sirven para realizar huevos de pascua.

En primer lugar colocamos una cacerola al fuego con muy poca agua y dejamos que hierva. Luego, mientras se calienta, repasamos con algodón embebido en alcohol todos los moldes que se vayan a utilizar, a fin de remover todas las impurezas.

Una vez caliente el agua, apagamos el fuego de la cacerola, colocamos el chocolate en una fuente metálica y la fuente sobre la cacerola a fin de que  el vapor derrita el chocolate.

A continuación agitamos el chocolate derretido con una cuchara disolviendo todos los grumos y volcamos un poco dentro del molde, ayudándonos con el pincel para desparramarlo de forma pareja por todo el interior. Tras unos segundos la preparación comienza a tomar cuerpo tornándose opaca. En ese momento, repetimos el proceso hasta lograr el grosor deseado. Repetimos el proceso en cada molde. Tras dejarlos endurecer sobre la mesada se debe colocar en la heladera para que se solidifique. Una vez bien solidas ambas mitades del huevo, se despegarán solas del molde.

En una mitad del huevo ponemos el relleno deseado, pudiendo ser juguetes o dulces. Colocamos la otra mitad del huevo sobre una placa lisa caliente de manera invertida para derretir un poco sus bordes. Por último, cerramos el huevo con ambas tapas y lo dejamos reposar hasta que se encuentre sellado, para posteriormente comenzarlo a decorar a gusto.