James Bond en México DF– Spectre (2015)

El rodaje de la cinta se ha llevado a cabo durante un par de semanas en marzo del 2015, simulando la famosa celebración del Día de los Muertos que se celebra en noviembre en el país. El director Sam Mendes ha elegido la ciudad para que el actor Daniel Craig, quien interpreta a James Bond, realice la escena que da apertura a la película, que inicia con una persecución por el centro de la capital mexicana, marcada por el contraste entre las épocas del novo hispano y la influencia francesa del siglo XX.

Se puede observar al agente secreto ingresar al majestuoso Gran Hotel Ciudad de México, dotado de elegancia y sofisticación, ingresa a una habitación y se escabulle por uno de sus balcones que, de hecho, pertenece a La casona Xicotencátl, una construcción del siglo XVIII y antigua sede del Senado, continuando su escape por la azote del mismo y bajando a la calle Tacuba. Esta calle alberga los cafés más históricos de la ciudad, el Museo Nacional de Arte, la iglesia San Hipólito, el Palacio de Pinillos, entre otras construcciones coloniales.

La Plaza de la Constitución, conocida como el Zócalo, ocupa una extensión de 46.000 metros cuadrados y ha sido el escenario ideal para capturar en pantalla el enfrentamiento entre el agente y el villano Sciara, interpretado por Alessandro Cremona. Ambos forcejean sobre un helicóptero que sobrevuela la plaza ocupada por 1500 extras, rodeada por el Palacio Nacional y la Catedral, y la bandera mexicana ocupando el centro en su imponente asta.

En otras oportunidades, el espía también ha trabajado en escenarios de la ciudad, pero con el nombre ficticio de una ciudad llamada Istmo. En la película Licencia para matar, de 1989, se puede observar el edificio de Correos, el Teatro de la Ciudad, el Casino Español, el Gran Hotel de la Ciudad de México y la biblioteca del Banco de México.