Kelpies de acero en las costas de Escocia

Kelpies de acero en las costas de Escocia

Los kelpies ocupan un lugar muy importante dentro de la mitología celta. El diseñador Andrew Scott estuvo más de ocho años realizando las estatuas de dos caballos que le rinden homenaje a estos seres fantásticos.

De seres mitológicos a increíbles esculturas

Dentro de la mitología celta los Kelpies eran caballos que tenían la fuerza y el poder de diez caballos normales. Según las leyendas se encuentran generalmente en las cercanías de los lagos, muchos de ellos incluso habitaban en el fondo del mar. Como todo ser mitológico estas criaturas estaban dotadas de poderes sobrenaturales, y vagaban por la tierra como espíritus, muchas veces con forma humana. De todas maneras la figura del caballo es la más asociada a los Kelpies, incluso el término kelpie hace referencia a la palabra “equino” en el idioma gaélico escocés.

Estos hermosos caballos blancos también solían aparecen en leyendas como seres malignos, que capturaban a los humanos en los lagos escoceses y los llevaban al fondo del mar. Algunos naturalistas afirman que la leyenda del Monstruo del Lago Ness en realidad está inspirada en los mitos sobre Kelpies.

Los gigantes de acero en Falkirk

Andrew Scott fue el artista plástico y escultor encargado de materializar las dos figuras equinas que ahora se encuentran en las Tierras Bajas de Escocia. El principal objetivo del proyecto fue representar la figura de los caballos, que formaron una parte esencial dentro de la historia del país.

Las esculturas se ubicaron en un parque de 350 hectáreas, en el área de Falkirk, una ciudad escocesa que es muy famosa por sus canales. El autor de la obra cuenta que ésta fue la ciudad natal de su padre y que eso lo llevó a querer concretar el proyecto allí.

Viendo el nivel de perfección y los detalles de las esculturas no llama la atención de que la obra haya durado más de ocho años de diseño, un trabajo atravesado por la búsqueda constante del perfeccionamiento. Fue construida con acero laminado revestido de acero inoxidable, éste último acabado se aplicó para reflejar los destellos de la luz natural. Durante la noche la imagen de los caballos irradia color y vida, un espectáculo increíble que puede apreciarse en esta imagen de 4652 Paces.

Para coronar el trabajo de Andrew Scott se diseñaron réplicas de los caballos en menor escala y se ubicaron en diferentes puntos de Edimburgo. En el siguiente vídeo puede apreciarse el complejo proceso de construcción que se llevó a cabo:

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=zUD3hj-QDQc[/youtube]

La imagen que ilustra la portada de la nota pertenece a bermrunner.

Escritora por las mañanas y estudiante de arquitectura por las noches. Viajar, descubrir y mostrárselo al mundo dejaron de ser sueños para convertirse en partes de mi vida.

Experiencias comentadas desde Facebook

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viajes por europa
DHgate España Sitio
NOD 32