Keppe del Líbano

En sus comienzos, esta receta se servía cruda. Posteriormente aparecieron alternativas como el keppe al horno y el keppe frito.

Ingredientes

  • 2 tazas trigo burgol picado fino hidratado en agua durante 3 horas
  • 750 gramos de carne picada bien fina de algún corte vacuno que no posea ni nervios ni grasa (lomo o nalga, por ejemplo)
  • 1 cebolla picada
  • ¾ taza de hojitas de menta picadas muy finas
  • ½ pimiento rojo
  • ½ taza de perejil
  • 2 cucharaditas de comino
  • 1 cucharadita de especias indias garam massala
  • Jugo de 3 limones
  • Sal
  • Pimienta de cayena

Elaboración:

Primero comenzaremos hidratando el trigo burgol, es decir, lo volcamos en un recipiente y cubrimos con agua hasta que supere el nivel del trigo en unos 3 centímetros. El tiempo estimado necesario es de 3 horas para que quede tierno.

Posteriormente molemos el perejil, la menta, la cebolla y el pimiento, aderezados con la pimienta y la sal al gusto hasta que quede una pasta semilíquida. Una vez hidratado y tierno el trigo burgol, lo escurrimos con ayuda de un lienzo o con nuestras manos, a fin de extraerle todo el líquido residual.

Al haber terminado este paso, mezclamos la pasta molida con la carne y el trigo escurrido. Mientras que hacemos esto, vamos incorporando el jugo de limón, la sal y la pimienta en caso de que necesite.

Llegado a su punto deseado con estos últimos ingredientes, dejamos macerar toda la preparación durante 1 hora y media. El resultado es el keppe crudo.

Recomiendo acompañarlo con aceite y cebolla de verdeo picada muy fina a la hora de servir.

Para la opción keppe frito solo es necesario elaborar pequeñas bolitas y freírlas en aceite muy caliente.