La Torre Eiffel, una musa del arte

La Torre Eiffel, una musa del arte

A comienzo de siglo XX, la Torre Eiffel se alzaba como un sinónimo de vanguardia y modernidad. Casi un siglo después el monumento más importante de París continúa siendo fuente de inspiración para cientos de artistas alrededor del mundo.

La Torre Eiffel en la pintura

El arte pictórico es probablemente una de las disciplinas que más eco tuvo a causa de la fama internacional de este monumento. Georges Seurat, fundador del neoimpresionismo, fue uno de los primeros en retratarla en una de sus pinturas. La pieza, titulada “La Torre Eiffel”, se encuentra en el Museo de Bellas Artes de San Francisco.

La pintora estadounidense Romaine Brooks también incluyó a la torre en una de sus obras más aclamadas: aquella que retrata al novelista Jean Cocteau. La torre se alza por detrás del poeta en una postal del año 1912, que recrea el encanto parisino de la época.

El artista francés Robert Delaunay le otorgó un nuevo significado a la torre a través de su colección “The Series Eiffel Tower”, donde utiliza el cubismo y la abstracción para crear diferentes versiones del monumento. La colección contiene más de treinta representaciones, algunas rozando lo absurdo y jugando con la trama urbana que la rodea. Otras se limitan a explotar su altura y otorgarle colores brillantes y llamativos. Dos de las obras que forman parte de la colección, Eiffel Tower y Eiffel Tower with Trees, se pueden ver en el Museo Guggenheim en Nueva York.

La Torre Eiffel en el cine

El séptimo arte también se sirvió de su imagen como inspiración para algunas de las películas más famosas y legendarias de su historia. Los hermanos Lumiére, inventores de las primeras cámaras cinematográficas, fueron los primeros en capturar la Torre a través de un fílmico. El cortometraje tuvo el nombre de “Panorámica durante el ascenso de la Torre Eiffel”, y se estrenó en 1897 en circos y espectáculos ambulantes.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=6OlACsUqpdY[/youtube]

Este registro es parodiado en muchas ocasiones por los turistas que la visitan y logran subir por el ascensor interno que descubre una increíble panorámica de la ciudad.

Durante la década de los 40 la torre se convirtió en el elemento principal de la trama de muchas películas europeas como “El Asalto de la Torre” de Alain Pol y “El hombre de la Torre” de Burgess Meredith. El premiado director francés, Luc Besson, incluso la convirtió en protagonista de su película “Adele, el misterio de la momia” en el año 2010.

La Torre Eiffel en la música

La pieza musical que mejor resume la esencia de este emblemático monumento probablemente sea “Silhouette”. Una obra compuesta por Arvo Pärt en homenaje a Gustave Eiffel.

La torre es frecuentemente asociada a la imagen de Edith Piaf, la mítica cantante parisina. El gorrión de París, como era nombrada, cantó en una ocasión en la primera planta de la Torre frente a más de 25.000 espectadores. Luciano Pavaroti y Plácido Domingo también dejaron su huella cuando en 1998 reunieron a más de 200.000 espectadores a sus pies.

Las imágenes pictóricas que aparecen en el artículo pertenencen a Wikipedia.

Escritora por las mañanas y estudiante de arquitectura por las noches. Viajar, descubrir y mostrárselo al mundo dejaron de ser sueños para convertirse en partes de mi vida.

Experiencias comentadas desde Facebook

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viajes por europa
DHgate España Sitio
NOD 32