Existen tres lagos volcánicos acaparadores de almas en Indonesia

Indonesia, que pertenece al Anillo de Fuego del Océano Pacífico, posee 190 volcanes activos. Uno de ellos es el volcán Kelimutu, ubicado en la isla de Flores, que llama la atención del mundo gracias a los tres lagos de colores que lo coronan. Famosos por el cambio de color que producen sus minerales a través del tiempo, son visitados cada año por más turistas que se enteran de su historia.

El primero de ellos se encuentra del lado izquierdo de la plataforma natural de entrada y se llama Tiwu Ata Bupu o Lago de los Ancianos. Sus 245.000 metros cúbicos contienen aguas tan oscuras que parecieran ser negras. Solía ostentar un hermoso azul verdoso que, paulatinamente, oscureció.

Del lado derecho, se encuentran los otros dos lagos separados por una pared de roca derrumbada. Tiwu Ata Polo, o Lago Encantado, es el menor de los tres con 446.000 metros cúbicos. Su color también varió a lo largo del tiempo pasando del rojo, al marrón claro y, más recientemente, a un azul amarronado. Tiwu Ko’o Fai Nuwa Muri, o Lago de los Hombres y Mujeres Jóvenes, es el mayor en capacidad con 501.000 metros cúbicos.  Se trata del único que mantuvo su tono turquesa a lo largo del tiempo, con pequeñas variaciones.

Las leyendas cuentan que estos tres lagos volcánicos contienen los espíritus de la gente que murió en las aldeas cercanas. A qué lago se sumerge cada uno depende de su edad y carácter en vida. Los locales atribuyen el misterioso cambio de color de los lagos al humor de sus almas.