06.jpg

Los cinco mejores bosques sumergidos del mundo

Por:
Eva López Álvarez

No todos se pueden visitar buceando, algunos solo se pueden admirar desde la orilla. Pero todos tienen en común ser lugares peculiares con un toque fantasmagórico. Si la visita se realiza en un momento de bruma, es inevitable no tener la sensación de estar en otra dimensión...

Villa Traful en la Patagonia Argentina

Un bosque compuesto por 60 cipreses que en los últimos años se ha ido sumergiendo hasta una profundidad de entre 10 y 25 metros en algunos casos. Es posible bucear en el.

 

Lagos de Plitvice en Croacia

Las aguas turquesas albergan árboles petrificados por el alto componente calcáreo del agua. Lo más recomendable es admirarlo durante un paseo por el Parque Nacional.

 

Isla de San Clemente (California)

Un bosque de laminariales, algas que pueden llegar a medir hasta 20 metros de altura. En las cercanías de esta isla hay una concentración de decenas de kilómetros. Varias empresas proponen submarinismo en la zona.

 

Lago Kaindy en Kazajistán

Un terremoto provocó la inundación del bosque que se encontraba en las orillas del lago. Actualmente es posible bucear entre las ramas.

 

Lago Periyar en la India

En el estado de Kerala, es un cementerio de árboles que impresiona al visitante por las cimas que sobrepasan el nivel del agua y parecen resistirse a su destino.

Sobre Eva López Álvarez

Viajando aprendo: cómo es la gente, cómo son los sitios, cómo funciona el mundo, qué me gusta y qué no me gusta. Viajando me deleito: con luces diferentes, con lugares sorprendentes, hasta con cosas que no me agradan pero que celebro conocer para poder saberlo. Y, sobre todo, me lleno de energía con cada sonrisa que me brindan allá donde voy. Compartirlo a través de mis textos y mis fotos es simplemente un regalo. O, mejor dicho, un sueño que se cumple en cada ocasión.

Quizás te interese

Experiencias comentadas desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*