09.jpg

Anocheceres de invierno en Ibiza

Por:
Eva López Álvarez

Las puestas de sol forman parte de los grandes atractivos turísticos de Ibiza. En verano son sinónimo de gente, fiestas y baños multitudinarios. En invierno tienen un encanto especial, porque además de la belleza del día que termina, la soledad y el silencio de algunas calas impregnan el momento de una magia aún mayor.

Las puestas de sol ibicencas son míticas: con música chill out de fondo, de fiesta, en pareja, haciendo yoga… lo mejor de todo es que cualquier época del año es buena. Solo hay que decidir cómo y dónde.

Cala d´Hort

Una de las playas más frecuentadas en verano es un remanso de paz y soledad en invierno.

Cala Molí

Entre las playas más bonitas del oeste ibicenco, concentra a quienes quieren disfrutar de la puesta de sol, tanto en la arena como en lo alto de los acantilados que la rodean.

Sant Antony de Portmany

Por algo es un clásico. Y el mejor sitio para disfrutar de la música chill out mientras termina el día.

Cala des Cubells

No solo es otro de los lugares recomendables para admirar la puesta de sol. También uno de los mejores puntos para fondear embarcaciones.

Torre des Savinar (o Torre del Pirata)

Con espectaculates vistas de Es Vedrá y Es Vedranell. Es una antigua torre de vigilancia y uno de los puntos más emblemáticos para disfrutar de las mejores vistas al final del día.

Sobre Eva López Álvarez

Viajando aprendo: cómo es la gente, cómo son los sitios, cómo funciona el mundo, qué me gusta y qué no me gusta. Viajando me deleito: con luces diferentes, con lugares sorprendentes, hasta con cosas que no me agradan pero que celebro conocer para poder saberlo. Y, sobre todo, me lleno de energía con cada sonrisa que me brindan allá donde voy. Compartirlo a través de mis textos y mis fotos es simplemente un regalo. O, mejor dicho, un sueño que se cumple en cada ocasión.

Experiencias comentadas desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*