Aokigahara

Lugares mágicos y terroríficos

Por:
Eva López Álvarez

Es otra manera de buscar una subida de adrenalina. Cuando además se produce al aire libre y sin gente alrededor, la sensación de estar viviendo algo único aumenta... aunque lo que se percibe no sea real.

 

España: Barranco de Badajoz en Tenerife

Una antigua vía de tren que se pierde en la tierra es el centro de este paraje donde algunos han observado extraterrestres y otros fenómenos paranormales.

Inglaterra: bosque de Rendlesham

En el condado de Suffolk, parece que acogió el aterrizaje de un OVNI. Algunos han avistado seres extraños y localizado ruidos inexplicables.

Francia: bosque de Broceliande (o Paimpont) en la Bretaña

El mago Merlín habita en estos parajes tras haber sido hecho prisionero por sus lazos de amor hacia el hada Viviana. Duentes y hadas de los ríos comparten espacio en torno a su tumba.

Argentina: bosque energético de Miramar

Este tupido bosque se vuelve cada vez más oscuro a medida que el viajero se sumerge en el. Una actividad típica es clavar una rama en el suelo (en posición vertical) y comprobar como otra se mantiene sobre ella en posición horizontal.

Japón: el bosque maldito de Aokigahara

A los pies del monte Fuji, recibe a los visitantes con carteles disuadiendo del suicidio. Algunos japoneses lo consideran “el lugar perfecto para morir”.

Sobre Eva López Álvarez

Viajando aprendo: cómo es la gente, cómo son los sitios, cómo funciona el mundo, qué me gusta y qué no me gusta. Viajando me deleito: con luces diferentes, con lugares sorprendentes, hasta con cosas que no me agradan pero que celebro conocer para poder saberlo. Y, sobre todo, me lleno de energía con cada sonrisa que me brindan allá donde voy. Compartirlo a través de mis textos y mis fotos es simplemente un regalo. O, mejor dicho, un sueño que se cumple en cada ocasión.

Quizás te interese

Experiencias comentadas desde Facebook

Experiencias que nos contaron

  1. Ja, te iba a contar lo el palito en el Bosque de Miramar. Bastante curioso debo admitir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*