Luisina Castiglione, coordinadora de ANSUR

reviamente en Teleaire fue publicada una nota acerca de ANSUR, el proyecto solidario que el Pocho Lavezzi fundó en su Santa Fe natal. Aquí, una entrevista realizada a […]

Previamente en Teleaire fue publicada una nota acerca de ANSUR, el proyecto solidario que el Pocho Lavezzi fundó en su Santa Fe natal. Aquí, una entrevista realizada a Luisina Castiglione, coordinadora general de la fundación.

¿Cuál es el rol que usted desempeña dentro de la fundación?
Mis tareas son múltiples: me desempeño en el área de relaciones institucionales y junto a un equipo en la gestión general del proyecto.

¿Cómo es el proceso por el cual un niño o preadolescente es incluido en este proyecto?
Tenemos un convenio firmado con la Escuela 1281, a la que asisten los niños de Ansur. Las autoridades de la escuela detectan a los chicos que atraviesan mayor nivel de riesgo y según nuestras disponibilidades los integramos al proyecto. Los problemas no necesariamente tienen que ver con cuestiones estrictamente económicas.

Tengo entendido que los niños que alberga la fundación provienen de familias disfuncionales, ¿Cómo es la interacción entre sus respectivos hogares y Ansur?
Es así, muchos niños tienen como referente adulto no necesariamente a mamá y papá. Gran parte son criados por abuelas, hermanos mayores o tíos, o bien crecen con alguna figura paterna ausente. Desde Ansur apuntamos a la integración y al fortalecimiento vincular con la familia porque ellos son verdaderamente los agentes primarios de educación. En ese sentido organizamos talleres para padres y referentes adultos de los chicos, coordinados por una psicóloga, en el que desde una mirada reflexiva se tratan problemáticas que aquejan a los infantes. Muchas veces tienen que ver con la formación y fortalecimiento de la subjetividad. Del mismo modo, mantenemos contacto personalizado y fluido con los referentes familiares a fin de hacerlos partícipes del desarrollo de sus niños, otras tantas organizamos reuniones de padres y jornadas de actividades orientadas al encuentro entre los niños, familiares y el equipo de trabajo Ansur.

Por el contexto del que provienen los chicos de la fundación, sería factible que alguno tenga inclinaciones violentas o costumbres agresivas, que también es fundamental revertir. ¿Cómo es el clima de trabajo generalmente?

Los chicos están inmersos en contextos adversos y entornos de gran violencia física, visual y verbal por las zonas en las que circundan, por lo que están más expuestos a internalizar cierto modo de habitar el mundo. Desde Ansur orientamos el trabajo desde una óptica preventiva y de construcción no solo hacia los chicos sino hacia las familias. Generamos un ambiente diferencial para ellos, que los protege y los fortalece. Buscamos darles contención afectiva a través del diálogo, para que tengan libertad para expresarse, sean escuchados y se sientan protagonistas.
Nuestro criterio de trabajo transversal e interdisciplinario. Si bien se desarrollan talleres específicos, buscamos la coordinación entre todos los programas con el fin de resolver los problemas más importantes de cada chico.
Afortunadamente podemos decir que prácticamente no se presentan situaciones violentas en la institución. Nuestros chicos se apropiaron del proyecto y se sienten para plantear sus inquietudes lo cual nos hace sentir orgullosos. Como adultos es necesario sentarse a reflexionar qué es la violencia, que no tiene que ver solo con cuestiones físicas sino existen agresividades de tipo material y simbólico, para entender por qué y cómo se desenvuelve gran parte de la juventud que vive situaciones de exclusión en una amplia gama de aspectos.


¿Cómo desarrollan su trabajo los psicólogos de la fundación? ¿Cuáles son las problemáticas más frecuentes con las que se enfrentan?
El gabinete trabaja haciendo un seguimiento personalizado por chico y desarrollando encuentros grupales reflexivos sobre distintas dimensiones de situaciones que se presentan en la dinámica cotidiana. La cantidad de encuentros varía según las necesidades de cada chico o padre, y del grupo en general.
Muchos están en situaciones de abandono, con necesidades afectivas fuertes y contextos sociales hostiles. No tienen perspectiva, viven el día a día sin proyectarse, y nosotros apuntamos a fortalecer su propia imagen. El área de salud mental se coordina con el “Taller para la vida”.

¿En qué consiste el taller? ¿Cómo se lleva a cabo y a cargo de quiénes está?
Educación para la Vida , es parte de un programa reflexivo en el marco de la educación no formal que se orienta a la formación integral de los niño/as desde aspectos transcendentales que hacen a la formación de la identidad, los valores, vínculos y crecimiento personal. Estamos pensando que la educación integral no se desenvuelve solamente dentro de los contornos del intelecto sino que lo emocional, lo intuitivo, lo perceptivo, lo lúdico y creativo son aspectos que se vuelven prioritarios a la hora de hablar de educación integral. En el taller se trabaja una combinación de contenidos sociales, humanos, culturales, recreativos y vinculares desde una perspectiva en la que concebimos al ser humano en la integralidad de su ser y por lo tanto el aprendizaje pone en juego una lógica de inteligencias múltiples que revaloriza y potencia las cualidades diferenciales de la subjetividad de cada niño/a. En el taller se desarrollan habilidades para la apropiación de un pensamiento autónomo y crítico para favorecer un juicio propio y determinar por si mismos cómo actuar en cada circunstancia de la vida. El taller funciona tres veces por semana a cargo de Adriana Fuster, que tiene una gran experiencia en esta modalidad de trabajo con chicos.

Dado el alto número de familias en situación de necesidad, supongo que nunca serían suficientes los recursos para ampliar este proyecto de la manera deseada, pero para todo aquél que desee contribuir con esta iniciativa, ¿Cuáles son las principales carencias de la fundación? ¿Qué planes, a corto o largo plazo, existen para un futuro?
Exactamente, nosotros estamos trabajando con 32 infantes y pre-adolescentes pero nuestro objetivo más inmediato es incorporar más chicos a la institución. Para ello, diseñamos un programa de apadrinazgo http://ansur.org.ar/ayuda_apadrina.html que nos permite garantizar la permanencia de nuevos chicos en Ansur y un sistema de patrocinio tanto individual como de membrecía empresarial en el marco de la RSE por programa http://ansur.org.ar/ayuda_patrocina.html que nos ayuda a ampliar el trabajo que venimos realizando y concretar algunos proyectos que deseamos implementar. Nuestra visión es que el centro sea un espacio de construcción junto a otras instituciones que apuestan a mejorar la calidad de vida de los niños, estamos abiertos a delinear acciones en conjunto.

Sobre Teleaire

El primer portal en español de contenidos audiovisuales relacionados con viajes y turismo. Entre las 100.000 webs más visitadas del planeta según el Ranking Internacional Alexa.
Sigue a Teleaire en Twitter: @Teleaire

Quizás te interese

Experiencias comentadas desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*