Madrid en un día

Madrid en un día

Los viajeros en tránsito del aeropuerto Madrid – Barajas, que deben esperar largas horas antes de volver a embarcar, pueden elegir explorar la ciudad.

Si se tienen algunas horas libres entre vuelo y vuelo, antes de resignarse al bostezo se puede optar por la aventura. Lo primero que hay que hacer es asegurarse la hora programada para el próximo embarque y facturar el equipaje hacia el destino final para no tener que transportarlo. Ya libre de peso, sólo falta desplegar el mapa.

Próxima parada: Atocha

Desde Barajas, el Metro, el tren o el autobús Línea Exprés Aeropuerto conectan con Atocha, la terminal ferroviaria situada en la plaza del Emperador Carlos V.

Atocha se terminó de construir en el año 1892 y desde entonces fue remodelada varias veces. Su diseñador, el arquitecto Alberto de Palacio, fue discípulo de Gustave Eiffel. El antiguo edificio se convirtió en el vestíbulo de la estación y allí se encuentra El Jardín Tropical, que cuenta con cantidad de especies vegetales y animales. El agua que cae del techo para mantener el grado de humedad, la luz que se filtra entre las plantas, las tortugas y los peces de colores crean un remanso mágico en un lugar insólito.

Caminando hacia Retiro

Pasando por la Glorieta del Emperador Carlos V, que tiene una réplica en bronce de la Fuente de Alcachofa, hay que caminar hacia el Parque del Retiro. Fue construido por Felipe IV para descanso de la familia real y se ha convertido en el pulmón verde de Madrid.

El escenario está dado por un gran estanque, con un surtidor de agua central, frondosos árboles y un ícono arquitectónico: El Palacio de Cristal. Fue construido en 1887 como invernadero, combinando hierro y cristal, para cobijar la flora de la colonia española. Hoy, es una de las sedes del Museo Centro de Arte Reina Sofía con exposiciones temporales. El parque es muy bello, con zonas de jardines especiales, un rosedal, fuentes históricas y esculturas como la del Ángel Caído, única en el mundo por representar al diablo.

Hacia la Plaza Mayor

Saliendo del Retiro hacia el noreste se encuentra la legendaria Puerta de Alcalá. Más allá, se destaca la Fuente de Cibeles, donde celebra sus triunfos el equipo de fútbol del Real Madrid. Aquí comienza la Gran Vía madrileña bordeada por bellos edificios como El Metrópolis, con su cúpula negra y oro. Al llegar a la Plaza de Callao, se continúa por Preciados, la calle más comercial de la ciudad, donde la tentación espera en cada escaparate.

Luego se desemboca en la Puerta del Sol y se sigue por la Calle Mayor. Este es el Madrid de los Austrias, con la Plaza Mayor peatonal y el antiguo Ayuntamiento. Calles estrechas con palacios, iglesias y conventos del Siglo de Oro que trasmiten el apogeo del imperio español. La profusión de tabernas y restaurantes confirma que es el lugar indicado para descansar antes del regreso, mientras se paladea un bocadillo de calamares o una tapa artesanalmente preparada.

El aeropuerto de la capital española permite hacer un stop-over, al ser la puerta de entrada y de salida de Europa en muchas ocasiones. En el caso de tener la oportunidad de pasar por Madrid más de un día, una buena opción es consultar hundredrooms.com que permite encontrar alojamiento el mismo día, para las noches que se deseen y al precio más conveniente.

 

Datos útiles

Cómo viajar desde el Aeropuerto Adolfo Suarez Madrid – Barajas hacia Atocha

Autobús Línea Exprés Aeropuerto: Parte de la Terminal 1, 2 o 4 del aeropuerto de Barajas y el trayecto tarda alrededor de cuarenta minutos. La tarifa única es de cinco euros.

Transporte ferroviario: A través de la red de trenes de Cercanías que se aborda en T4 P1. Hay que calcular veinticinco minutos de recorrido. El precio del billete es de dos euros con cincuenta y cinco céntimos. El trayecto es gratuito para los que posean un pasaje de AVE y tengan que conectar con algún vuelo.

Metro: Parte de la terminal T2 P1 y de la T4 P1. Desde el aeropuerto hasta Atocha hay 14 estaciones. Tomar la línea L8 hasta Nuevos Ministerios; transbordar a la línea L10 hasta Tribunal; transbordar a la línea de Metro L1 que termina en Atocha. El costo del billete es de cinco euros, aproximadamente.

Viajar y escribir son dos pasiones que descubrí muy temprano. De niña, junto a mi padre, recorrimos Latinoamérica paso a paso explorando lugares que hoy están catalogados como puntos de interés turístico. Más tarde, mi profesión me permitió continuar este camino que transformó mi percepción del mundo.

Experiencias comentadas desde Facebook

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Viajes por europa
DHgate España Sitio
NOD 32