Cuscus real-Teleaire

Cuscús real de Marruecos

Por:
Eva López Álvarez

Marruecos y Argelia comparten la creación de este plato típico del norte de Africa que se hacía en su origen con migas de pan y actualmente se cocina con sémola de trigo.


Hay múltiples versiones, incluso se prepara como guarnición, aunque en la mayoría de los casos se presenta como plato principal.

Una de las recetas clásicas del cuscús en su versión más elaborada es la del llamado “cuscús real”, con cordero, pollo y salchichas merguez.

Utensilios:
Horno y cuscusera.

Ingredientes (para 4 personas)

Verduras:

3 calabacines

1 berenjena

300 gramos de zanahoria

3 ramas de apio

4 nabos

1 tomate

Carne:

4 trozos de cordero o media pata troceada

Medio pollo

4 salchichas merguez

Especias:

1 cucharada pequeña de pimentón

1 cucharada sopera de Ras el hanout

1 pistilo de azafrán

Sal

Otros:

Aceite de oliva

Medio kilo de sémola de trigo

100 gramos de mantequilla

1 puñado de garbanzos (en agua desde el día anterior)

2 cucharadas de tomate concentrado

Preparación:

Deshuesar el cordero y cortarlo en cubos de cuatro centímetros. Marinar en aceite de oliva durante 1 hora.
Lavar el pollo y recubrirlo de sal, asándolo durante 1 hora.

Cortar las verduras en cubos.

Freir el cordero en la cuscusera con 2 cucharas soperas de aceite de oliva. Una vez a punto, retirarlo y saltear todas las verduras, excepto el calabacín.

Cubrir de agua, añadir sal, el concentrado de tomate, el tomate pelado, el azafrán, el pimentón, el Ras el hanout y los trozos de cordero.

Dejar cocer durante 1 hora (1h30 en función de la cocina), añadiendo los calabacines en cubos al cabo de 30 minutos y los garbanzos 20 minutos antes del final.

Preparar la sémola cociéndola al vapor en la parte alta de la cuscusera, revolviendo y añadiendo un trozo de mantequilla al final.

Asar las salchichas merguez.

Cómo se sirve

La manera tradicional presenta por un lado la sémola de trigo, por otro la carne y en un tercer recipiente las verduras, en la salsa de cocción, para que cada comensal elabore su plato en función de las cantidades deseadas.

Sobre Eva López Álvarez

Viajando aprendo: cómo es la gente, cómo son los sitios, cómo funciona el mundo, qué me gusta y qué no me gusta. Viajando me deleito: con luces diferentes, con lugares sorprendentes, hasta con cosas que no me agradan pero que celebro conocer para poder saberlo. Y, sobre todo, me lleno de energía con cada sonrisa que me brindan allá donde voy. Compartirlo a través de mis textos y mis fotos es simplemente un regalo. O, mejor dicho, un sueño que se cumple en cada ocasión.

Experiencias comentadas desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*