Ataque de nervios en Madrid

Ataque de nervios en Madrid

En Mujeres al Borde de un ataque de nervios, Almodovar se consagra como un referente del cine contemporáneo. Un collage de enredos y desamores que tiene como trasfondo la ciudad de Madrid.

Carmen Maura interpreta a Pepa, una mujer que acaba de ser abandonada por su novio Iván, en la célebre Mujeres al borde de un ataque de nervios de Pedro Almodóvar. Mientras Pepa espera que Ivan regrese a recoger sus cosas, se entera que está encinta, y espera impaciente su regreso para darle esta noticia. En medio de esta espera desfilan por su casa una serie de visitas, su amiga Candela que huye de la policía y Lucía, una ex de Iván que quiere recuperar su amor. Dos mujeres que se enfrentan por un hombre esbozan el arquetipo de la mujer moderna, aquella que se debate entre su independencia y el deseo de ser feliz junto a un hombre.

Mujeres al borde de un ataque de nervios es sobre todo un collage. No sólo por sus simpáticos créditos llenos de color y recortes de revistas que van construyendo poco a poco la imagen de una mujer contemporánea, sino también por su impecable narración, plagada de retazos y facetas que van descubriendo de poco sus personajes.

Esta comedia de enredos nos traslada a Madrid, que cobra vital importancia en una de las secuencias más memorables de la película, aquella en la que Pepa se inclina por el balcón de su casa en busca de Iván en la avenida. Allí Almodóvar dirige la mirada del espectador hacia el paisaje urbano, la intersección entre las calles Alfonso XI y Montalbán. Esta elección del director, que muestra la divergencia entre la mirada del personaje y del espectador, es un adelanto de la victoria final de la ciudad como personaje de la película.

Almodóvar eligió el número 30 de la calle Almagro para rodar el interior del departamento de Lucía, una locación que se convierte en el epicentro de los enredos, cuando entre idas y venidas Pepa busca convencer a Lucía de que no asesine a Iván.

Cuando los personajes se enteran de que Iván está rumbo al aeropuerto, Pepa se sube a un taxi para perseguir a Lucía, quién había secuestrado a un motociclista para que la lleve al destino. La persecución tiene como marco los túneles del complejo AZCA de los Nuevos Ministerios.

Madrid es el horizonte en torno a la acción, pero se deja contemplar con regularidad durante todo el relato. La voz en off de “la Lupe” nos recuerda que no estamos ante más que un melodrama: “Igual que en un escenario (…), lo tuyo es puro teatro”. La ciudad no es más que un escenario en el que los personajes se mueven y interactúan vertiginosos. Almodóvar nos regala sobre el final un estereotipo de mujer libre y feliz, cuando Pepa finalmente rechaza a Iván.

 

Escritora por las mañanas y estudiante de arquitectura por las noches. Viajar, descubrir y mostrárselo al mundo dejaron de ser sueños para convertirse en partes de mi vida.

Experiencias comentadas desde Facebook

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viajes por europa
DHgate España Sitio
NOD 32