Museo Brüning: encuentro con el pasado

Desde que llegamos a Perú, cada uno de sus rincones se descubría ante nuestros ojos con imponententes atractivos, tanto naturales, paisajísticos, como históricos y culturales.  Cada nuevo espacio, […]


Desde que llegamos a Perú, cada uno de sus rincones se descubría ante nuestros ojos con imponententes atractivos, tanto naturales, paisajísticos, como históricos y culturales.  Cada nuevo espacio, cada nuevo lugar al que asistíamos, nos daba la bienvenida al ritmo de la tradicional “Marinera Peruana“.

Imagen de previsualización de YouTube

Y es quizás la zona norte del país la que atesora los mayores descubrimientos arquelógicos de los últimos años, legado las culturas pre-incaicas, como las Moche, Lambayeque (Sicán), la Chimú y Chachapoya, algunas sobre las cuales ya les he contado con anterioridad, y la mayor oferta museográfica.

Así, por ejemplo, además del Museo Tumbas Reales de Sipán, en Lambayeque se encuentra el Museo Arqueológico Nacional Brüning, uno de los pioneros en la presentación organizada de los pueblos originarios del norte de Perú.  En él se expone, justamente, la obra de su fundador, Hans Heinrich Brûning, un fotógrafo alemán que llegó al país a principios de 1870 y por más de 50 años se encargó de retratar la cultura viva peruana, que permanece inmutable como herencia cultural del pueblo en sus fotografías.

Además, el Museo posee una valiosa colección de objetos arqueológicos y de materiales del arte y la destreza de los antiguos orfebres peruanos.  Entre las piezas más notables se encuentran máscaras funerarias, coronas, orejeras, narigueras, collares, pectorales, vasos ceremoniales, entre otros que fueron utilizados por la cultura lambayeque.   

El Museo Brüning tiene cuatro pisos en los que se expone el documento fotográfico retratado por el fundador, organizado de manera secuencial y didáctica con el objetivo de resaltar el proceso precolombino, con énfasis en el ámbito regional y en el protagonismo de un pueblo que ha proporcionado importantes aportes a la cultura nacional.

En conclusión, desde el Museo se transmite y reitera el mensaje de una sociedad que a pesar de reposar en el pasado vive en el presente.

Agradecimientos:

– La excelencia atención recibida por todo el staff del Hotel Costal del Sol en la ciudad de Chiclayo. Un hotel con las mejores prestaciones de la zona que pueden conocer en su sitio web: http://www.costadelsolperu.com/chiclayo.html
– Al Arqueólogo Carlos Wester La Torre, Director del Museo Brüning por su recepción en el mismo.
– A todos los que desde su lugar hicieron posible el recorrido y el poder conocer esta hermosa ciudad y toda la provincia de Lambayeque, en especial a todo el brillante equipo de FITPERÚ.

Cámara y Producción: Alejandro Martínez Notte
Redacción: Maricel Bat

Recorrer otros videos por perú:
Un viaje hacia las tierras de Sipán
La ciudadela de Chan Chan
El Pacífico en la costa de Huanchaco
Ciudad de Trujillo
Lima, ciudad de Reyes
Sobrevolar las Líneas de Nazca
Ica y el oasis de Huacachina

Sobre Alejandro Martínez Notte

Decidí hace un tiempo que quiero vivir el presente como si fuese el último día, improvisar siempre que pueda y viajar para cumplir mis sueños. Detrás de eso me encuentro. A esto le sumo el placer de poder compartirlo, a través de las redes, de internet y de los amigos que difunden mis contenidos. En Twitter @martineznotte

Quizás te interese

Experiencias comentadas desde Facebook

Experiencias que nos contaron

  1. CHARLY

    De niño me llevaron al museo BRUNIG, me encanto mucho, solia soñar ,con sus momias y ceramios, eso le contaba a mi viejo osea mi papa, tambien conoci la huaca rajada deSIPAN,subi hasta la punta de la huaca,pero mi asombro era ver saber conocer a sus habitantes del pueblito de SIPAN,si hubiese un ser con muchas cualidades, de escucharlo, rara fue mi concidencia, alle ahi un señor muy culto y fino. de aspecto desconocido y conocido por todos ,le pregunte si ers de sipan, sonrio y me dijo tu que crees, para ser de sipan era extraño, me dijo yo naci aqui y vivo aqui con mi madre y hermanos me fiui a estudiar arte a trujillo, le dije como se llama MARTIN QUINDE PUELLES DE SIPAN, HOY somos grandes amigos . y quiero ser como el, eso es agradable y bueno para la persona que es culto,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*