Nuevas reformas en los colegios secundarios

Por:
Micaela Garrido

La nueva secundaria fue diseñada por los ministros de Educación de todo el país y tiene como finalidad mejorar la calidad educativa que se imparte en el nivel […]

La nueva secundaria fue diseñada por los ministros de Educación de todo el país y tiene como finalidad mejorar la calidad educativa que se imparte en el nivel medio sin resignar exigencia y, al mismo tiempo, luchar contra la deserción y la repitencia.

El ministro de Educación, Alberto Sileoni, aseguró que “el objetivo es una secundaria exigente y para todos, con docentes comprometidos, jóvenes protagonistas y familias que participan”.

La obligatoriedad es un desafío para todos. Es la primera vez en el país que se pone en marcha una política para lograr cambios sustantivos en este nivel, asegurando un financiamiento del estado nacional en pos de este objetivo”, explicó Sileoni.

Las modificación abarcarán este año a unos 3.000 establecimientos secundarios ya seleccionados, mientras que el resto se sumaría en 2011. El gobierno nacional apoyará con recursos financieros a las escuelas que realicen sus programas de mejoras institucionales.

La sanción hace tres años de la Ley de Educación (26.206) “instauró la escuela secundaria obligatoria y la colocó como una unidad pedagógica y organizativa junto a la primaria con la finalidad de habilitarlos para ejercer plenamente la ciudadanía, continuar sus estudios e ingresar al mundo del trabajo”, precisó el Ministerio de Educación.

Esta norma se suma a la reciente implementación de una Asignación Universal por Hijo destinada a los sectores más vulnerables y que implica la percepción de un subsidio, que exige la presentación de un certificado de escolaridad.

Ambas medidas “determinarán un crecimiento de la matrícula en el nivel medio, por lo que se hizo imprescindible una reforma de la secundaria para que se pueda albergar a todos estos chicos que estaban fuera del sistema”, explicaron especialistas en educación.

Los lineamientos de la nueva secundaria fueron elaborados en los últimos meses del año pasado por los ministros de Educación de todo el país, reunidos en el marco del Consejo Federal, quienes establecieron los cambios en tres documentos.

El primero de ellos, “Lineamientos Políticos y Estratégicos para el Nivel Medio“, plantea pasar de una escuela secundaria “de carácter selectiva, meritocrático y que no fue pensada para todos” a “una escuela a la que los estudiantes deseen asistir”, según consta en el texto del informe.

En el aspecto pedagógico, la reforma propone promover la presencia continua de tutores, sobre todo en los primeros años; organizar apoyo extraescolar para chicos con dificultades, también durante las vacaciones y facilitar la finalización de la secundaria para los que adeuden materias.

También determina la organización de modalidades que permitan cursar a alumnos con sobreedad, padres y madres adolescentes, migrantes, adultos y trabajadores; y facilitar “turnos y modalidades de exámenes especiales” para los rezagados.

También prevé “recorridos formativos” que puedan variar la estructura curricular, con materias optativas y cuatrimestrales, formatos diversos de enseñanza como talleres, proyectos, trabajo solidario y cursadas en “instituciones acreditadas por la escuela”.

En el aspecto estructural, se propone abandonar el Polimodal y volver a una secundaria que dará el título de bachiller en cinco o seis años, según cada provincia decida dejar séptimo grado en la primaria o convertirlo en primer año del nivel medio.

Ese bachillerato tendrá diez orientaciones posibles, mientras que habrá además un secundario técnico-profesional, uno artístico (ambos de seis o siete años de duración) y uno para adultos.

Otras modificaciones importantes pasan por la evaluación de los alumnos, ya que la idea es revisar todos los sistemas evaluación actuales, aunque el texto no avanza en precisiones sino que afirma que “se deberían establecer pautas de trabajo con los alumnos sobre sus niveles de responsabilidad en el aprendizaje”.

Pero la novedad más fuerte es la intención de adjudicar responsabilidad a las escuelas por su rendimiento para que sea cada establecimiento el que defina sus propios problemas en cuanto a abandono, ausentismo o rendimiento escolar de los alumnos y determine metas para resolverlos.

También promoverá una mayor presencia docente y tenderá a que los profesores concentren horarios y funciones en una sola escuela, donde además de dictar clases podrán tener otras funciones como tutorías y apoyo extraescolar, sobre todo en los primeros años del secundario.

Sobre Teleaire

El primer portal en español de contenidos audiovisuales relacionados con viajes y turismo. Entre las 100.000 webs más visitadas del planeta según el Ranking Internacional Alexa.
Sigue a Teleaire en Twitter: @Teleaire

Quizás te interese

Experiencias comentadas desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*