Perú: La Mágica noche de la Huaca

Por:
Raul Solis

Perú. La Mágica noche de la Huaca En mi vista a Perú, por la realización del PTM (Perú Travel Mart) jornadas donde este país hermano pone de manifiesto sus bondades, ante el mundo entero para ser visitado turisticamente, con muchísimo tino se decidieron hacer el agasajo de apertura a Periodistas e invitados especiales en la “ Huaca del Mateo Salado”. Allí estuvimos.


En mi vista a Perú, por la realización del PTM (Perú Travel Mart) jornadas donde este país hermano pone de manifiesto sus bondades, ante el mundo entero para ser visitado turisticamente, con muchísimo tino se decidieron hacer el agasajo de apertura a Periodistas e invitados especiales en la “ Huaca del Mateo Salado”. Allí estuvimos.

….La noche se adueñaba de las sombras y titilaban las luces de la ciudad, me recordaba a tantos altares que durante el día visitamos, donde las velas iluminaban con su clásico juegos de luces y sombras en un interminable titilar y titilar y así darle ese entorno especial a tantas iglesias muy bellas que inundan esta hermosa y colonial ciudad. Lima.

Nos convocaron en el lobby del Sheraton donde nos alojaron y el crepúsculo defendía su posesión ante las sombras tempranas que querían invadirlo y así marchamos en el intrincado tránsito Limeño, escoltados por dos motos de la policía Peruana que hicieron un gran esfuerzo para abrirnos paso. Un poco sin saber que me esperaba, confieso que de ninguna manera imagine lo que iba a recibir, gratamente me sentí al no haberme informado donde iba a ser el evento, porque la sorpresa fue hermosa y realmente disfrute de una velada encantadora, poco a poco lograron que entrara en clima y a medida que la noche avanzaba me sentía mas involucrado con el momento, el lugar y su historia, la de este pueblo maravilloso que nos agasajaba con lo mejor de lo mejor. Poco a poco rodeado de muchísimos colegas me fui sintiendo cada vez más y más Limeño.

Fuimos lo primeros en llegar lo cual agradezco porque me permitieron disfrutar el lugar. En silencio, sin tanto alboroto y lo pude observar acompañado solamente de mi y de mis propias sombras, en silencio pude liberar mi imaginación, disfrutar y fotografiar tratando de plasmar lo que todo mi cuerpo y mis sentidos recogían de ese lugar encantador. Hablaba solo y repetía, sin cesar “La Huaca tiene Magia”, “La Huaca tiene Magia” y en su presentación nocturna, su iluminación, la penumbra del recinto desde donde la observábamos, nos envolvía en una noche romántica y de misterio, su color amarillento, con la que fue iluminada, permitía recortar su figura sobre el cielo en la oscuridad de la noche y hasta por momentos nuestra mente nos jugaba una mala pasada y nos parecía ver movimiento en ella, la imaginación volaba y nos transportaba al espacio. Y volvía a repetir “La Huaca tiene Magia”

Absorto en la soledad de mis pensamientos y sin sacar mí mirada fija de la “Huaca” fui traído a la realidad cuando alguien me dijo: ¿Un Pisco señor?. Allí comenzó la Fiesta de inauguración en una parte muy importante y muy terrenal, como comer y beber. Un devenir de mozos, piscos y maravillosos manjares Peruanos, que nos mal acostumbrarían con esa amabilidad y debilidad de anfitriones que tienen, poco a poco se fue llenando el recinto con una importante cantidad de invitados, encuentros con colegas, risas, Piscos y el aumento del volumen y agregar mas risitas, eran nada mas que una muestra de lo bien que lo estábamos pasando y que alegría que nos daba de estar en el Perú. Poco a poco la noche avanzaba, escasos discursos y comenzó una demostración de bailes típicos de distintas regiones del Perú, que con la Huaca de fondo nos transporto definitivamente al Imperio Inca.

Señores… los estamos esperando en el transporte… esto terminó. Lapidaria declaración, los llevamos de retorno a su Hotel, reafirmo, es el tercer llamado, era la voz de quien de a poco se fue convirtiendo en verdugo, en nuestra voz de pocos amigos que siempre se ocupaba endemoniadamente de sacarnos de nuestros sueños y ponernos en la realidad cotidiana. El Coordinador. Nos resistíamos, no nos queríamos alejar de ese lugar, apurábamos el último Pisco, y remoloneábamos para irnos, no queríamos romper el encanto de esa noche, no es común, no siempre son tan calidas estas recepciones, pero no podíamos seguir prolongando nuestro placer y cansinamente regresábamos hacia el Hotel. Pensábamos. La única que falto y con aviso, la única que no vino a esta fiesta fue la Luna, si, La luna, que con su luz y su imagen iluminarían la Huaca como nadie. Pero, igual nos llenábamos nuestras retinas. Porque sin dudas que: “ La Huaca tiene Magia”. Y esta noche, sería inolvidable.

Huaca:
Idioma quechua. En las fuentes coloniales del siglo XVI se utiliza el término huaca con múltiples acepciones, las cuales incluso pueden cambiar de significado y referirse indistintamente a dios, ídolo, adoratorio y entierro. Sin embargo, en esencia, podemos definir huaca como aquella manifestación sobrenatural que se materializa en el mundo sin importar la persona, objeto, lugar u otro fenómeno de aspecto divino o inusual.
Es el lugar donde salio la primera pareja fundadora de una comunidad, es un lugar sagrado por definición, donde congeniaban, templo, lugar de sacrificios, adoración, administrativo, fortaleza y cementerio.-

Escribe: Raúl Solís

Sobre Teleaire

El primer portal en español de contenidos audiovisuales relacionados con viajes y turismo. Entre las 100.000 webs más visitadas del planeta según el Ranking Internacional Alexa.
Sigue a Teleaire en Twitter: @Teleaire

Quizás te interese

Experiencias comentadas desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*