Pimentel: Pesca & Windsurf

A tan sólo 20 minutos de la ciudad de Chiclayo se encuentra la playa de Pimentel, famosa por ser un inmejorable escenario natural para la práctica de la […]


A tan sólo 20 minutos de la ciudad de Chiclayo se encuentra la playa de Pimentel, famosa por ser un inmejorable escenario natural para la práctica de la tabla hawaiana y, además, porque allí abunda la comida típica peruana, sobre todo si de almorzar a orillas del Pacífico se trata.

Imagen de previsualización de YouTube

Era uno de nuestros últimos días en Perú y decidimos, entonces, conocer la arena y el mar que baña las costas chiclayanas en Pimentel.  Un micro pasó a buscarnos por el Hotel Costa del Sol, donde estábamos alojados, temprano en la mañana de una jornada calurosa del mes de febrero, con cielo limpio y claro.  Y es que más abajo del trópico el sol hace sentir su presencia mayormente entre los meses de diciembre a abril.
 
Tal como nos comentó la gente del lugar, si bien no todas las playas de Perú tienen el mismo encanto, el balneario de Pimentel es la excepción:  ubicada a 13, 9 kilómetros de la ciudad de Chiclayo, con su sobria arquitectura y amistoso mar, que alinea buenas olas para el windsurf, éste balneario es punto obligado para el turista. Es habitual ver erguidas sobre sus arenas, plantadas verticalmente, tanto tablas hawaianas como tradicionales “caballitos de totora” de pescadores.

Según pudimos averiguar, este distrito fue llamado durante muchos años “Caleta de la Concepción” de Chiclayo´, y tomó gran impulso desde su elevación a Puerto Mayor como resultado de la formación de la “Compañía de Ferrocarril y Muelle”, una empresa poderosa que comenzó a darle vida con la construcción del muelle y ferrocarril a Chiclayo.

La playa tiene como marco costero el lugar conocido como las Pampas de Pimentel, en donde también se ubican los lugares arqueológicos conocidos como Huaca Agujereada (hacia el norte de la playa) y Huaca Blanca (hacia el sur). Es el balneario y puerto más concurrido de la capital Lambayecana.

Llegado el mediodía, la llamada “comida criolla”, platos por excelencia de Perú, producidos con elementos propios de la región norte del país, nos esperaba a orillas de la playa;  ciertas carnes como el pollo y el pescado, evidencian la preminencia de la gastronomía marina en la región.

Lo cierto es que por sus lugares escondidos y rincones salvajes, las playas de Perú atraen tanto a los surfistas, por sus olas maravillosas los 365 días del año, como a aquellos que buscan reposo de las masas y las multitudes. Es que si se está buscando el descanso entre la arena y las puestas de sol fascinantes enmarcadas en el océano, no se puede evitar conocer la costa chiclayana de Pimentel.

Haciendo click aquí puede recorrer otros videos de Perú

Sobre Alejandro Martínez Notte

Decidí hace un tiempo que quiero vivir el presente como si fuese el último día, improvisar siempre que pueda y viajar para cumplir mis sueños. Detrás de eso me encuentro. A esto le sumo el placer de poder compartirlo, a través de las redes, de internet y de los amigos que difunden mis contenidos. En Twitter @martineznotte

Quizás te interese

Experiencias comentadas desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*