Pompeya, un lugar para volver

La visita de la ciudad que el Vesubio sepultó en el año 79 siempre se quedará corta. Hay tantas historias que conocer, técnicas que desmenuzar y arte que admirar que un solo día no es suficiente para completar un viaje al pasado único en el mundo.

Viajando aprendo: cómo es la gente, cómo son los sitios, cómo funciona el mundo, qué me gusta y qué no me gusta. Viajando me deleito: con luces diferentes, con lugares sorprendentes, hasta con cosas que no me agradan pero que celebro conocer para poder saberlo. Y, sobre todo, me lleno de energía con cada sonrisa que me brindan allá donde voy. Compartirlo a través de mis textos y mis fotos es simplemente un regalo. O, mejor dicho, un sueño que se cumple en cada ocasión.

Experiencias comentadas desde Facebook

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Viajes por europa
DHgate España Sitio
NOD 32