Seis rutas para visitar Petra

Seis rutas para visitar Petra

Cada uno de estos recorridos supone una mirada diferente de la ciudad de piedra: desde el lado espiritual en un itinerario nocturno a la historia del lugar y la geología en el desfiladero del Siq.

La ciudad de Piedra se tiñe de estrellas

El recorrido nocturno por Petra es una de esas experiencias que no debería perderse nadie que visita Jordania. Las velas en la fachada de El Tesoro y la luz natural de las estrellas construyen un escenario mágico, donde el lado espiritual de la ciudad queda al descubierto. El sendero del Siq que guía al caminante está formado por un conjunto de velas, que permiten apreciarlo bajo un silencio solemne. La única desventaja de este recorrido es que sólo permite ver los lugares más cercanos al acceso principal, que son el Tesoro y el Siq. Sin embargo es un espectáculo de especial atractivo para aquellos que quieran fotografiar las sombras. Eso sí, nada de tomar fotos con flash para no romper la magia.

La ruta por Al-Khubtha

El recorrido comienza en las Tumbas Reales y tiene como destino el punto más alto del monte Al-Khubtha. Es una buena opción para los turistas que gustan de hacer trekking. El trayecto dura media hora y la subida escalonada lo hace accesible para todo tipo de viajeros. En lo más alto espera la mejor recompensa: una vista de la fachada de El Tesoro desde las alturas que se consagró como la postal más memorable de Petra.

Ruta de las Tumbas Reales

Este camino no precisa del acompañamiento de ningún guía. Comienza después de El Tesoro y finaliza en Al-Khubtha, en un trayecto que dura aproximadamente tres horas. El recorrido abarca todas las ruinas romanas hasta el monasterio, pasando por las tumbas de la Urna, la Seda, Corinto y del Palacio. Luego el caminante se encuentra con la Iglesia Bizantina y el templo León Alado. Se recomienda realizar este recorrido durante el atardecer, cuando la luz del sol se alza y baña de un destello muy peculiar el interior de la ciudad.

Ruta Al-Madras

Durante una hora el viajero recorre el desfiladero Siq, uno de los sitios de mayor tránsito comercial durante el siglo VII a.C. Se trata de uno de los sitios de mayor interés dentro de Petra, no sólo por su historia asociada al comercio, sino también por su rol dentro de la compleja trama de la ciudad. El Siq representa el ingreso a las montañas rocosas que la escoden y al “mundo perdido” en el cual te sumerge.

Ruta del monasterio Al- Deir

Visitar Petra y no conocer su monasterio es casi imperdonable. Situado en lo alto de la montaña, para llegar hay que subir más de 800 escalones. Lo más aventureros lo realizan a pie y otros, sobre burro. De una forma u otra la experiencia es única y el paisaje natural que espera sobre la montaña merece el esfuerzo físico. Esta ruta es la indicada para aquellos que quieren descubrir todo el encanto natural de la ciudad desde lo más alto con una vista panorámica del desierto de Wadi Araba.

Ruta de Umm Al Biyara

Este camino es sólo apto para físicos que resisten. Su duración: más de cuatro horas. Sin embargo es una experiencia única que termina en lo alto de la montaña Umm Al Biyara, atravesando lugares significativos de la ciudad como el Templo Mayor y la Columna del Faraón.

Escritora por las mañanas y estudiante de arquitectura por las noches. Viajar, descubrir y mostrárselo al mundo dejaron de ser sueños para convertirse en partes de mi vida.

Experiencias comentadas desde Facebook

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viajes por europa
DHgate España Sitio
NOD 32