El lado oscuro de Times Square en Taxi Driver

El lado oscuro de Times Square en Taxi Driver

Robert De Niro conduce un taxi por las calles de Nueva York en una película que deja al descubierto el lado más oscuro de la ciudad. Las luces de Times Square se convierten en el telón de fondo de una historia que supo convertirse en culto.

El Times Square de Taxi Driver

El brillo y el glamour que caracterizan a la intersección más famosa de Nueva York poco tienen que ver con el Times Square que puede verse en la película de Martin Scorsese. El premiado director eligió la ciudad, porque en ese entonces representaba el caos que vivía el personaje de Travis Bickle (Robert De Niro) dentro de su mente.

El frenético ritmo de la avenida se convierte en el destino elegido por Travis cuando conduce el taxi por primera vez. Con anterioridad a esta toma, la película ya había descubierto algunos parajes conocidos de la ciudad neoyorkina como la fachada de la antigua manufacturera Artkraft Strauss. Esta fábrica, ubicada al 1.776 de Broadway era responsable de fabricar los carteles de neón que caracterizaban a la ciudad.

Mientras el taxi de Travis Bickle recorre la avenida, puede verse un letrero rojo iluminado que contiene la inscripción Bond. Este cartel hace referencia a una de las tiendas más famosas del antiguo Times Square, perteneciente a la marca Bond Clothing. En su enorme fachada posaban dos grandes esculturas, una de un hombre y otra de una mujer, una imagen que aparece en muchas pinturas que hacen alusión a la calle.

En otra secuencia de la película, Travis camina por la Octava Avenida encaminándose a mirar una película pornográfica. El cine al que se dirige en el presente es una sucursal de la firma Gray Line, que comercializa pasajes de autobús.

Times Square se convierte en un ícono

En la actualidad, se cree que dos tercios de los transeúntes que caminan por Times Square son turistas. Pero el cruce de Broadway y la Séptima Avenida no siempre fue un destino turístico. Durante la década del 30, cuando la depresión económica afectaba a Estados Unidos, esta parte de la ciudad era reconocida como una de las zonas más peligrosas.

En el año 2010, el alcalde Bloomberg protagonizó uno de los cambios más significativos para el área. Conscientes de la cantidad de habitantes y turistas que caminaban por sus calles, el alcalde y los responsables de planificación urbana decidieron convertir la avenida en una peatonal acortando la extensión destinada a la circulación de coches. De esta forma, potenció enormemente la visita de los turistas quienes, hoy en día además de poder conocer la intersección pueden sentarse a disfrutar de sus vistas en sillas especialmente colocadas sobre la calzada.

Consejos para visitar Times Square

Se puede acceder a Times Square por medio de una selección de 13 líneas de metro y cuatro autobuses. No se recomienda ingresar en coche ya que es difícil conseguir estacionamiento y el mismo tiene un coste de 15 a 50 dólares por cada media hora.

Recorrer Times Square en su totalidad lleva al menos dos días. Se recomienda ir de noche para comprobar, una vez más, que efectivamente Nueva York es la ciudad que nunca duerme.

Las fotografías contenidas en esta nota pertenecen a Gabriel Marocchi.

Escritora por las mañanas y estudiante de arquitectura por las noches. Viajar, descubrir y mostrárselo al mundo dejaron de ser sueños para convertirse en partes de mi vida.

Experiencias comentadas desde Facebook

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viajes por europa
DHgate España Sitio
NOD 32