Zurich

Tristán e Isolda de Wagner en Zúrich

Por:
Eva López Álvarez

El compositor alemán se refugió en Suiza tras huir de Alemania y vivió un idilio que inspiró su obra más emblemática.

Zúrich inspiró a Richard Wagner en algunas de sus obras más conocidas: El arte y la revolución, La obra de arte del futuro y Ópera Drama son fruto de su estancia en la ciudad tras huir de Alemania como consecuencia de la Revolución de Mayo en Dresde, en 1849.

Vista de Zúrich, una de las capitales financieras de Europa.

Una vez en Suiza conoció a Mathilde Wesendonck, con quien mantuvo idilio. Su historia dio lugar a la más emblemática de sus obras: la ópera Tristán e Isolda, que se inspira también en una leyenda de origen celta. Cuenta la historia de amor entre un joven y una princesa, desafiando las normas sociales de su época y describiendo de manera desgarrada los sentimientos de los personajes.

Precisamente este verano, Zúrich rindió homenaje al músico con motivo del bicentenario de su nacimiento.

Sobre Eva López Álvarez

Viajando aprendo: cómo es la gente, cómo son los sitios, cómo funciona el mundo, qué me gusta y qué no me gusta. Viajando me deleito: con luces diferentes, con lugares sorprendentes, hasta con cosas que no me agradan pero que celebro conocer para poder saberlo. Y, sobre todo, me lleno de energía con cada sonrisa que me brindan allá donde voy. Compartirlo a través de mis textos y mis fotos es simplemente un regalo. O, mejor dicho, un sueño que se cumple en cada ocasión.

Experiencias comentadas desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*