Buenos_Aires

Un canto a la Argentina por Rubén Darío

Por:
Marilyn Botheatoz

El poeta nicaragüense Ruben Darío visitó Argentina en la década de 1890 y quedó fascinado con las costumbres y las bellezas naturales del país. Su Canto a la Argentina es el fruto de esta inspiración.

 

 Un canto a la Argentina

En la década de 1890, Rubén Darío, nacido en Nicaragua, ya era considerado uno de los escritores más respetados de la literatura. Nutrirse de las diversas culturas latinoamericanas era su objetivo, y un viaje por Colombia, Chile y el El Salvador materializaron su sueño. Pero Rubén Darío nunca imaginó cómo lo recibiría el pueblo argentino en su llegada a la ciudad de Buenos Aires. La prensa popular de ese entonces habló con fascinación de la llegada del poeta.

La bonanza económica llegaba al país  a su punto más alto y Argentina era considerada una potencia mundial. Rubén Darío conoce Argentina y queda soprendido por la calidez de su gente y sus riquezas. Su Canto a la Argentina fue uno de los poemas más aclamados de su obra, no solo por su talento y su prosa, sino por el significado que tiene esta creación dentro de la historia de la nación.

¡ARGENTINA! ¡Argentina!

¡Argentina! El sonoro

viento arrebata la gran voz de oro.

Ase la fuerte diestra la bocina,

y el pulmón fuerte, bajo los cristales

del azul, que han vibrado,

lanza el grito: Oíd, mortales,

oíd el grito sagrado.

Oíd el grito que va por la floresta

de mástiles que cubre el ancho estuario,

e invade el mar; sobre la enorme fiesta

de las fábricas trémulas, de vida;

sobre las torres de la urbe henchida;

sobre el extraordinario

tumulto de metales y de lumbres

activos; sobre el cósmico portento

de obra y de pensamiento

que arde en las poliglotas muchedumbres;

sobre el construir, sobre el bregar, sobre el soñar,

sobre la blanca sierra,

sobre la extensa tierra,

sobre la vasta mar.

Rubén Darío en Buenos Aires

Todavía quedan algunas huellas de la antigua Buenos Aires que descubrió Rubén Darío: se trata de la arquitectura colonial y  del puerto de la ciudad. En aquel entonces el puerto era el epicentro de la capital, y también la fuente de trabajo de miles de inmigrantes procedentes de Europa. Los años de visita de Rubén Darío, que trabajaba en ese entonces en el diario La Nación, coincidieron con la construcción del Teatro Colón.

Puerto de Buenos Aires

El Teatro Colón abrió sus puertas en 1890

La Casa Rosada es el epicentro del poder y la obra arquitectónica más importante de la época

Sobre Teleaire

El primer portal en español de contenidos audiovisuales relacionados con viajes y turismo. Entre las 100.000 webs más visitadas del planeta según el Ranking Internacional Alexa.
Sigue a Teleaire en Twitter: @Teleaire

Experiencias comentadas desde Facebook

Experiencias que nos contaron

  1. Leopoldo Fernandez

    Con un saludo a King Clave y a su familia, Canto a La Argentina de Ruben Dario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*