¿Por qué conviene más un coche de alquiler?

Desde hace décadas hemos asociado el hecho de poseer un automóvil a una demostración de mejora en nuestra calidad de vida. Hoy en día, atendiendo los aspectos nocivos para el ambiente (como la polución y el uso de combustibles fósiles) sumado a los costes de su mantenimiento y uso, la decisión empieza a tener aristas que tal vez antes no consideramos antes.

Además si disfrutamos viajar, como es nuestro caso, el automóvil es un gran limitante, debido a que tenemos que reducir nuestros viajes a dónde nuestro coche nos permita llegar ó descartar la posibilidad de ir con él.

En una encuestra realizada por AutoEurope el pasado mes de febrero, se consultó a 4000 conductores con el fin de analizar cómo es la vidad de un automovilista europeo en números, y el informe confirma que los conductores desembolsan la asombrosa cifra de 222.144 euros en gastos durante un año. Está claro que esta cifra representa una enorme carga financiera.

En cambio, la opción de alquilar un coche se ofrece como notablemente más barata y accesible. Ahora bien, ¿cuáles son los gastos más frecuentes cuando se es propietario de un automóvil? La encuesta reveló que por año se invierten 681 euros en mantenimiento y reparaciones; 536 euros en seguros; 208 euros en inspecciones técnicas; 198 euros en impuestos y hasta 42 euros en pequeños detalles del tipo de accesorios. Algo indispensable como la gasolina requiere de media 113 euros al mes y aparcar en torno a 13,5 euros.

A continuación te brindamos una pequeña lista de ventajas que tiene alquilar un coche comparado a tener uno en propiedad:

  1. Libertad: Podrás planificar tu viaje sin restricciones y con los horarios que creas más convenientes. Incluso muchas agencias permiten recoger el coche en una ciudad y entregarlo en otra.
  2. Movilidad: Podrás recoger tu vehículo en cuanto llegues al aeropuerto o en la mayoría de las estaciones de tren y conducir hasta tu hotel sin necesidad de pagar un taxi o autobús.
  3. Ahorro: Muchas veces (sobre todo en las grandes ciudades) alquilar un coche por día es más barato que hasta viajar en transporte público.
  4. Comodidad: Según el viaje, puedes elegir un pequeño descapotable para pasear por Ibiza con tu pareja o un monovolumen para viajar con toda la familia atravesando Europa.
  5. Seguridad: Imagina quedarte tirado con tu propio coche en medio de la nada, en plena Francia y de noche. Imagina lo mismo, pero contando con la asistencia en carretera de 24 horas que suelen brindar los vehículos de alquiler.