Navegando a bordo de un crucero

Navegando a bordo de un crucero

Trabajar en un crucero te permite viajar navegando los mares sin suponer ningún gasto y además estar ganando dinero mientras conoces lugares nuevos.

Trabajar a bordo de un crucero es algo muchos pueden considerar el trabajo ideal pues permite: conocer nuevos lugares, aprender idiomas, conocer personas de distintos países y culturas, disponer de diferentes opciones de diversión. Aunque conviene tener en cuenta sus inconvenientes como estar en un lugar reducido por varios meses y lejos de tu hogar, amigos y familiares. En cualquier caso, la satisfacción de llegar a puerto es una experiencia digna de ser vivida.

Trabajos que pueden realizarse a bordo de un crucero

Trabajar de tripulación (también conocido como crewing, como personal de abordo) demanda muchos profesionales y muy diversos. Va desde personal de navegación, servicio, limpieza y mantenimiento (mecánicos, electricistas…) hasta oficios más relacionados con el ocio como: animador, profesores de baile o de actividad física, masajistas, cocineros, camareros, cocteleros, socorristas, músicos, fotógrafos…

Requisitos para trabajar a bordo de un crucero

El requisito fundamental que necesita un crewing en la mayoría de las ocasiones es saber idiomas, sobre todo inglés, y tener experiencia en su campo.

 

Experiencias en primera persona

Trabajar de recepcionista en un crucero

Jimena Roldan, es argentina, de La Pampa y se animó a compartir con Teleaire su experiencia. Para ella trabajar en un crucero era algo que siempre le pareció muy interesante y sabía que en algún momento quería hacer, así que se puso a enviar su CV mediante la web de las empresa de cruceros. Pasaron varios meses hasta que recibió una respuesta. A partir de ahí tuvo varias entrevistas en inglés, le llamaron por teléfono, también tuvo entrevista por internet con webcam. El proceso en sí fue algo largo ya que una vez que le aceptaron tuvo que tramitar cierta documentación para trabajar, en su caso le pidieron la visa de tripulante C1/D, un certificado de antecedentes y algunos exámenes médicos. Su contrato fue de 6 meses.

Jimena nos cuenta su historia: “Embarqué en Grecia, así que pude conocer algunos hermosos lugares y luego mi barco el Jewel se fue al Caribe, ahí hacía un recorrido con base en Miami. Mejoré mi inglés, conocí a mucha gente, tanto pasajeros como tripulantes. Entre mis compañeros de trabajo había rumanos, filipinos, peruanos, brasileros, entre otros. Aprendí a manejar quejas, ya que mi puesto era de recepcionista, a trabajar de noche, a llevar la caja y el lost & found (objetos perdidos y encontrados) y ser telefonista en el back. Trabajaba un máximo de 10 horas por día, así que aprovechaba el tiempo libre para salir a conocer lugares o hacer shoppping. Trabajar en un crucero es una experiencia única, la recomiendo. Te abre la cabeza…. Se vive bien, y además ganas un sueldo en dólares”

 

Experiencia de trabajar de músico en un crucero.

Pehuén Innocenti es músico y también se animó a compartir su historia con Teleaire. En su caso, la idea de trabajar en un crucero no era algo que se lo había propuesto como meta a cumplir en su carrera musical pero un día se presentó la gran oportunidad y decidió vivir la experiencia.

Pehuén nos cuenta que la música es fundamental en el entretenimiento de abordo. Existen diferentes propuestas a la hora de disfrutar shows en vivo, por nombrar algunas: Orquestas con gran cantidad de músicos y bailarines, Tríos o Cuartetos de cuerdas ejecutando música clásica, pianistas solistas con amplio repertorio, bandas tributo a diferentes artistas y más. Para el caso de los músicos, los principales requisitos para aplicar al trabajo son: tocar en vivo, tener un amplio repertorio con estilos musicales diversos y contar con la mejor actitud para dar un show. En su caso, le convocaron para integrar una “Party Band” formada por seis músicos. Fue a dar una prueba y le informaron de que habían sido elegidos, ahí comenzaba su viaje. Comenzó en el año 2010 y fue renovando varios contratos de entre cuatro y cinco meses, trabajó hasta mitad de año 2013.

Pehuen nos cuenta su experiencia: “Dentro del crucero adquirí un entrenamiento diario en cuanto a lo musical, a conocer más en profundidad las personas con las cuales trabajé, también me enseñó a valorar las emociones, a valorar el tiempo, a capturar gratos e inolvidables recuerdos, saber que cada momento en la vida es único. Tuve la oportunidad de visitar diversos lugares del mundo y es una de las partes más emocionantes en cuanto a la experiencia de viajar: Australia, USA (varios estados), las Islas Fiji, México, Nueva Zelanda, la Polinesia Francesa, el Caribe, España, Gibraltar, Francia, Italia, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, Nicaragua, Perú, las Islas Malvinas, Uruguay, parte del sur argentino y un largo etcétera.”

Pehuén recomienda trabajar en un crucero, según nos comenta: “Es importante comprender que cada experiencia es única y personal, pero si tienen la oportunidad de hacerlo, lo recomiendo. Hay que tener muy en cuenta que uno pasará varios meses lejos de la familia y amigos, por eso considerar lo valioso que es el tiempo es lo más importante. Si te gusta la idea de viajar, conocer lugares, de conocer gente de todas partes del mundo, y al mismo tiempo que te paguen por eso, entonces éste es el trabajo ideal.”

 

Páginas para encontrar trabajo a bordo de un crucero

Para todos los interesados en buscar trabajo como crew o tripulación, les recomendamos las siguientes páginas:

Agradecemos a Crew Cruise por colaborar con el artículo brindándonos parte de la información.

Experiencias comentadas desde Facebook

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viajes por europa
DHgate España Sitio
NOD 32