Webcam en vivo desde Jerusalen

Webcam desde el Muro de las Lamentaciones, Israel

Por:
Eva López Álvarez

El Muro de las Lamentaciones es uno de los lugares sagrados más visitados del mundo. Los controles de seguridad son exhausivos y la atmósfera del lugar impresiona, y no solo a los viajeros de religión judía.

El Muro de los Lamentaciones a través de una webcam

El Muro de las Lamentaciones forma parte de los destinos más visitados de Israel, y no solo por los viajeros que profesan la religión judía. En hebreo el nombre significa “muro occidental”, debido a la ubicación de esta pared dentro del llamado por los judíos Primer Templo de Jerusalén, construído por el rey Salomón.

Hoy en día es el principal lugar de oración del judaísmo. Los viajeros están obligados a superar uno de los dos controles de seguridad que llevan al recinto, en el que rezan por separado hombres y mujeres. Las féminas deben cubrirse rodillas y hombros. Hay trozos de tela a disposición de quienes lo necesiten y algún local recordará la obligación de cumplir con esta premisa a quienes no lo hagan.

La seguridad del lugar es celosamente preservada por el ejercito israelí,  ya que en la parte superior del muro se encuentra la Esplanada de las Mezquitas, uno de los lugares sagrados de la religión musulmana. Desde esta esplanada no es posible asomarse para divisar el muro desde lo alto, ya que un importante cordón de seguridad lo impide.

Para ver las imágenes de la webcam on line, solo es necesario hacer click AQUÍ.

 

Sobre Eva López Álvarez

Viajando aprendo: cómo es la gente, cómo son los sitios, cómo funciona el mundo, qué me gusta y qué no me gusta. Viajando me deleito: con luces diferentes, con lugares sorprendentes, hasta con cosas que no me agradan pero que celebro conocer para poder saberlo. Y, sobre todo, me lleno de energía con cada sonrisa que me brindan allá donde voy. Compartirlo a través de mis textos y mis fotos es simplemente un regalo. O, mejor dicho, un sueño que se cumple en cada ocasión.

Experiencias comentadas desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*