centro alcoy modernismocentro alcoy modernismo

Mientras preparaba la maleta iba repasando mis conocimientos sobre Alcoy. Terminé pronto, confieso que solo me venían a la mente unos pocos clichés, que pusieron de evidencia mi ignorancia sobre este maravilloso destino del interior de Alicante, algo que no tiene perdón siendo valenciana.

Me vinieron inmediatamente a la cabeza sus épicas fiestas de moros y cristianos, sus duras peladillas que tanto me gustaban de niña y su fastuosa Cabalgata de Reyes con carrozas, antorchas, caballos, camellos y con la participación de cientos de alcoyanos perfectamente caracterizados en un desfile antológico, que solían transmitir las televisiones cada 5 de enero.

También pensé que era la ciudad natal de nuestro Jesucristo Super Star más famoso. Claro que sí, el mítico Camilo Sesto nació aquí y por propio deseo, también fue enterrado en su querido Alcoy.

Confieso que, en último lugar, pensé en la famosa frase que usamos los españolitos para indicar resiliencia. “Tienes más moral que el alcoyano”, solemos decir sin saber muy bien por qué ni de dónde proviene este dicho.

Creo que en general tenemos poca información sobre Alcoy si lo comparamos con otros destinos de sol y playa en Alicante, algo que después de haberla visitado, me parece un desatino tremendo pues es un destino turístico en MAYÚSCULA, sobre todo para todos los que quieran descubrir y disfrutar de un turismo de interior de calidad. 

Como la luna lunera que es cambiante pero que siempre es luna, Alcoy enamora al visitante con sus múltiples facetas que actúan de imán para distintos públicos, aunque al final “todo sea Alcoy”.

Alcoy puede ser tremendamente cultural con un modernismo de bandera, tanto como para formar parte de la Ruta Europea del Modernismo; pero Alcoy también puede ser aventurera y activa o sabrosa hasta el empacho o ruidosa y festera… y sobre todo, es amable y acogedora como Alejandro Martínez Notte y yo hemos podido comprobar en primera persona durante una escapada de dos días.

En este artículo te contaré las mejores alternativas para pasar un fin de semana espectacular en Alcoy.

1.-Alcoy: destino polivalente en el interior de Alicante

Con su oferta diversificada, Alcoy pone en evidencia que es un destino a tener en cuenta para todos aquellos que quieran huir del manido tándem sol-playa.

La versatilidad de Alcoy, desde mi punto de vista, es uno de sus mayores atractivos y si tuviera que elegir 5 titulares para hablar de ellos serían estos:

  1. La ciudad de Alcoy es un museo modernista abierto 24h. Su centro histórico está salpicado de bellísimos edificios con espectaculares miradores, balcones y elementos decorativos de forja, vidrio y hierro. Si te gusta el Art Nouveau, Alcoy es para ti. 
  2. Alcoy es naturaleza. La población se asienta al lado de dos Parques Naturales de primer orden: la Font Rotja y la Sierra Mariola, dos enclaves privilegiados con bosque mixto mediterráneo y muchas hierbas medicinales y aromáticas. Además cuenta con una gran oferta de rutas señalizadas para recorrer a pie o en bicicleta.
  3. Su gastronomía además de ser rica es creativa. Tenemos, por ejemplo, que darle las gracias a Alcoy por haber inventado las aceitunas rellenas con anchoas, que son las reinas de los aperitivos españoles.
  4. Su firme apuesta por el turismo de experiencias basado en productos locales Km 0,  donde el enoturismo y el oleoturismo cobran especial relevancia.

2.-Datos Básicos de Alcoy

Alcoy, en valenciano Alcoi (y así lo encontrarás en muchos carteles), es una ciudad del interior de la provincia de Alicante con una población que casi roza los 60.000 habitantes. 

Es una ciudad pueblo o un pueblo ciudad (y lo digo como halago) con todas las ventajas de ambas categorías: servicios básicos, buenas comunicaciones, educación universitaria y a la vez unas dimensiones humanas.

Alcoy se encuentra a tan solo  105 km de Valencia y 55 km de Alicante capital por lo que recibe bastante turismo regional, aunque cada vez hay más extranjeros que están valorando el interior de la provincia de Alicante.

La ciudad está atravesada por 3 afluentes del río Serpis: el Riquer, Benisadó y Molinar. Precisamente por esto, Alcoy es conocida como la ciudad de los tres ríos o la ciudad de los puentes.

3.-Alcoy como destino modernista

Veni, vidi, vinci. Llegué, ví y fui conquistada al instante por el modernismo de Alcoy. La ciudad aparece ante mis ojos como un  museo urbano con un catálogo de 24 piezas modernistas que inevitablemente me recuerdan a los edificios de Gaudi. No en vano los arquitectos de esta zona viajaron a Barcelona para inspirarse.

Y es que Alcoy encabezó la Revolución Industrial en la Comunidad Valenciana, tanto como para ganarse el sobrenombre de la pequeña Barcelona. Alcoy pasó de ser un pueblo con una orografía complicada a una floreciente ciudad gracias a la llegada de la máquina de vapor y la energía hidroeléctrica.

Su crecimiento económico, sobresaliendo en los sectores metalúrgico, textil, papelero y alimentario, animó a sus prósperos empresarios a deslumbrar al resto de vecinos construyendo nuevas viviendas siguiendo el estilo imperante a finales del XIX y primer tercio del XX, es decir el Art Noveau.

En Alcoy encontramos esplendorosos edificios modernistas. La mayor parte son viviendas aunque también hay comercios e incluso su campo santo peculiar, que también cuenta con piezas modernistas de gran valor.

La arquitectura de Alcoy comparte el espíritu disruptivo del modernismo que pretendió, y lo hizo con éxito, romper con la robustez y academicismo del estilo previo.

El modernismo valenciano de Alcoy apostó  por las curvas y las formas orgánicas, por reflejar elementos de la naturaleza y por el uso de materiales relacionados con la industria como el hierro, los azulejos y el cristal.  Un modernismo que en Alcoy no solo es estético sino también reivindicativo. Una forma sutil pero convincente elegida por las nuevas clases sociales para reafirmar su poder económico.

El legado modernista de Alcoy es tan importante y singular que ha sido incluido en la Ruta Europea del Modernismo y en la RANN ( Réseau Art Nouveau Network).

Pero vamos a lo práctico, si quieres ver los edificios modernistas más representativos de Alcoy, te aconsejo que pasees por las calles de San Nicolás y San Lorenzo para disfrutar con calma de cada detalle de sus imponentes fachadas.

Paradas imprescindibles son:

La Casa del Pavo, ubicada en la C/ Sant Nicolau 15, es una vivienda completamente abducida por el espíritu del modernismo valenciano. Su fachada ornamental es sencillamente espectacular tanto como para haberse convertido en uno de los emblemas de Alcoy. La identificarás sin problema porque su motivo decorativo principal son los pavos reales con sus orgullosas colas abiertas.

El Círculo Industrial (Calle Sant Nicolau, 19) es un edificio de principios del siglo XX que acoge a la sociedad más veterana de Alcoy y la más importante en número de socios. Un club de profesionales de la industria y el comercio que originalmente se reunían con fines más profesionales que recreativos, aunque al final ambos se fusionaron.

Quizás su exterior no resulte tan espectacular como la casa del Pavo, pero el interior te dejará sin palabras, sobre todo si eres amante del art noveau. Su salón señorial conocido cariñosamente como la perrera, todavía sigue en uso y allí se reúnen peñas de amigos para debatir sobre política, economía o por qué no temas más banales como el tiempo; este salón es una auténtica cápsula del tiempo.

Si no tienes tiempo para visitarlo al completo por lo menos quédate con este salón y la vidriera del pasillo del lobby pero si puedes amplia tu visita a todas las zonas abiertas al público. Eso sí, hay que entrar con cierta etiqueta, evitando los pantalones cortos o un look excesivamente casual. ¡Te recomiendo muy mucho que reserves algunos minutos para visitar el interior!

El antiguo edificio de bomberos, (C/Gonçal Barrachina 6 y 8) no es visitable pero su fachada merece la pena tanto de ver como de fotografiar. Se trata de un edificio de planta baja y una altura con bellas ornamentaciones en piedra siguiendo puristas cánones modernistas

El Conservatorio de Música y Danza era originalmente el palacete de un prominente industrial local. Este edificio era conocido con el sobrenombre de casa Escaló. Fue rehabilitado en la década de los 80 para pasar a ser conservatorio de música y danza. Se puede visitar los lunes, miércoles y sábados de 10 a 13’00h

Si cualquier fecha es buena para revivir  el modernismo en Alcoy, si visitas la ciudad alrededor del 15 de septiembre, las posibilidades de hacer un viaje en el tiempo son mayores. Cada año, sobre estos días, Alcoy organiza una Feria Modernista, un glamoroso evento en el que los alcoyanos se visten de época realizando una recreación que rememora el esplendor de principios del siglo XX. Un acontecimiento cultural que en cada edición gana más y más adeptos.

Durante estos días confluyen “figurantes”, vecinos y turistas en almuerzos populares, eventos de música, cenas de gala… todo bajo el código modernista.

(Si eres fan del modernismo, te invitamos a leer este artículo sobre Carcaixent, otra de las poblaciones más representativas del modernismo valenciano)

Por último y si tienes tiempo, puedes combinar la ruta del modernismo con la Ruta del Alcoy Industrial pasando por el antiguo edificio de Papeleras Reunidas y la fábrica de Ferrándiz y Carbonell, hoy rehabilitada e integrada en el Campus de Alcoy.

4.-Rutas y más rutas en Alcoy para los amantes de la naturaleza

El entorno de Alcoy tiene un gran valor ecológico ya que el municipio está rodeado por dos Parques Naturales.

El parque natural del Carrascal de la Font Roja, o Parque de la Font Rotja a secas, es uno de los espacios naturales mejor conservados de toda la Comunidad Valenciana. Como su nombre indica buena parte de su territorio está cubierto de carrasca aunque también abundan los fresnos, arces y tejos. 

El parque consta de varias áreas recreativas con mesas para picnic, paelleros y zonas de acampada y aparcamiento. Asimismo cuenta con rutas de distinto grado de dificultad: la ruta amarilla, azul y roja. 

En la Font Rotja también se encuentra el santuario de la Virgen de los Lirios de Alcoy,  que recibe bastantes romeros y visitantes. El Centro de visitantes y la oficina de gestión del parque están precisamente ubicados junto al Santuario.

También encontrarás diseminadas a lo largo del parque algunas masías, la vivienda rural tradicional de la zona, que generaba una economía de autosuficiencia. Algunas de ellas se han reconvertido en hoteles boutique como la Masía la Mota, que es un enclave idílico para pasar un fin de semana con máximo confort, rodeado de naturaleza, paseos por huertos de olivos milenarios y experiencias de oleoturismo como catas de aceite o masajes.

El Parque Natural de la Sierra de Mariola es siempre bello aunque alcanza su máximo esplendor en otoño. Se trata de un paraje de gran riqueza fluvial con numerosas fuentes, manantiales y acuíferos. Si eres amante de las hierbas medicinales, disfrutarás recogiendo auténtico té de roca, salvia, manzanilla o tomillo.

Otra alternativa de ecoturismo en Alcoy es su Vía Verde que transcurre por el antiguo trazado de ferrocarril Alcoi-Alacant. Un recorrido muy Zen que es un auténtico remanso de paz. Es una ruta ideal para ir en bicicleta pues atraviesa 11 túneles, 13 viaductos y el carrascal de la Font Rotja con un paisaje realmente encantador. Nosotros alquilamos bicis eléctricas en Econocar y la verdad que disfrutamos de esta accesible ruta sin caer en un cansancio extremo, ya que no somos expertos ciclistas.

5.-Qué comer en Alcoy

Durante nuestro fin de semana en Alcoy tuvimos la oportunidad de probar algunos de sus famosos platos:

Olleta alcoyana

La olleta alcoyana (o la olleta de los músicos) es el plato estrella de Alcoy sobre todo en las Fiestas de Moros y Cristianos. Es un plato calórico, ideal para días de frío, elaborado a base de alubias, nabo, pencas, morcilla de cebolla y carne. Originalmente se repartía entre los músicos que venían a tocar en las fiestas para que cogieran fuerzas y pudieran aguantar toda la noche sin desfallecer o desafinar una nota por cansancio.

Pericana

Es otro de los “imprescindibles” de la cocina alcoyana. Se elabora con pimientos rojos y bacalao en salazón y aceite de oliva. Sencillo y rico. Como toque final, la mezcla se “desgarra” y se coloca encima de una buena tosta de pan.

Bajoques rellenas

Son unos espectaculares pimientos rojos (aquí llamados bajoques) rellenos de arroz y magro de cerdo. Si no te gusta el sabor a pimiento no te esfuerces en probarlo porque el arroz queda irremediablemente impregnado con su gusto. Es uno de los platos más populares de Alcoy y a nuestro parecer, está riquísimo.

Tampoco te puedes perder:

Qué no te pase como a nosotros que se nos quedaron pendientes estas 3 delicatessen locales: el espencat (una especie de escalivada), los pasteles de carne (que podrás comprar en pastelerías o en el mercado), la coca con tomate (prima hermana de las pizzas italianas pero en versión mediterránea) y el archi-famoso café licor.

Café Licor

El café licor sustituye o complementa en Alcoy al café tradicional añadiéndole 15º o 20º grados de alegría. Las marcas locales más conocidas son Cerol y Pastor. El café se macera en alcohol durante mínimo 10 días y luego se embotella. Los alcoyanos tienen tantas formas de pedirlo que al final acabas con la cabeza hecha un lío (salvo que te acompañe un oriundo de Alcoy que te vaya dando las explicaciones pertinentes): Burret (mezclado con cola), plis plas (mezclado con casera), sambori (con cola y malibú), mentireta (con granizado de limón)…

6.-Dónde comer en Alcoy


Durante nuestro fin de semana en Alcoy tuvimos la oportunidad de probar estos dos restaurantes:

  • Restaurante Els Arcs (Plaza de Dins, 8). Una alternativa ideal para cenar de tapas en una de las plazas con más encanto de Alcoy. La Plaza de Dins (plaza de dentro) es una encantadora plaza porticada, neoclásica que es el epicentro de quedadas, cenas, copas y marcha. Aquí la diversión está garantizada.
  • Restaurante Sant Francesc 52 (carrer Sant Francesc, 52). Este establecimiento ofrece un menú tradicional por 24€ (bebida no incluida) que te da la oportunidad de probar las cocina local y los productos km 0. La decoración y el ambiente son muy agradables, al igual que el trato.

7.-Curiosidades de Alcoy

Más moral que el alcoyano

Esta es la mítica frase que usamos los españoles para hacer referencia a la resistencia o aguante de alguien, que parece que tiene todas las de perder y que aún con todo, lucha como un campeón sin rendirse.

No se sabe a ciencia cierta su origen. Algunos apuntan a que en un partido de liga, el equipo Alcoyano que entonces estaba en Tercera División, perdía 13-0 y en lugar de perder la moral, sus jugadores se iban animando con contagioso entusiasmo, convencidos hasta el último segundo que todavía era posible darle la vuelta al marcador.

Este viejo dicho ha pervivido al tiempo y de alguna manera hace honor al espíritu de superación y lucha que siempre ha demostrado el pueblo alcoyano.

Las peladillas de Alcoy

Las peladillas son almendras confitadas recubiertas por capas duras de azúcar. Aunque hoy están de capa caída no faltaban en los bautizos y comuniones ni en las mesas de Navidad de los años 60, 70 y 80.

Aunque ya se consumían en épocas romanas, se dice que su origen formal surgió en Alcoy allá por la década de los 30 del siglo pasado, de mano del empresario Emilio Reig Pastor, propietario de una pequeña fábrica donde las producía y también de un quiosco donde las vendía.

Hoy en día, las peladillas parece que solo siguen de moda en las bodas gitanas pues al ser blancas simbolizan la pureza y la virginidad de la novia, aunque hace poco estuve invitada a una boda italiana muy chic y comprobé que para ellos todavía es costumbre repartir una bolsita de peladillas, que ellos llaman “confeti”.

De cualquier forma es un pecado no “pecar” con este confite si visitas Alcoy.

Las aceitunas rellenas: un invento de Alcoy

¿Qué serían de los aperitivos españoles sin las aceitunas rellenas? no faltan en ninguna mesa porque gustan tanto a mayores como niños por su inteligente sabor que marida a la perfección mar y montaña.

Su origen se remonta al Alcoy de 1926 donde un industrial local consiguió una máquina deshuesadora, ahorrando la engorrosa tarea que hasta entonces se hacía de forma natural.

Siguiendo la moda de Marsella e incluso Madrid donde se consumían aceitunas rellenas de pimientos, el industrial Candido Miró promovió el consumo de la aceituna rellena con anchoas del Cantábrico y se atrevió a enlatarla.

La industriosa Alcoy empezó a mejorar su maquinaria haciendo que las aceitunas rellenas de anchoas se conocieran en todo el mundo.

Durante nuestra estancia en Alcoy tuvimos la oportunidad de comer aceitunas rellenas de la zona, de la famosa marca La Española (aún suena en mi cabeza el cantarín anuncio que decía “es la española una aceituna como ningunaaa… una cancioncita que todos los niños tarareábamos y que aún se identifica con la marca).

Gracias Alcoy por esta inestimable aportación que forma parte de nuestra gastronomía cotidiana.

Alcoy, cuna de Camilo Sesto

Gracias a una voz única, este hijo de Alcoy se convirtió en estrella de la canción romántica, no solo en España sino también en  América. Un cantante que podemos situar a la misma altura profesional que Julio Iglesias o Raphael y que paseó orgulloso la marca España y Alicante por todo el mundo.

Procedente de una familia humilde de Alcoy, llegó a subirse a los más importantes escenarios con temas que aún suenan en fiestas y verbenas como “Algo de mí”, “Perdóname”, “El amor de mi vida has sido tú, Melina” o “Jamás”. Inolvidable fue su interpretación de Jesucristo SuperStar, uno de los musicales que más éxito ha tenido en España.

Los amantes de este icono musical pueden seguir una ruta temática que ha diseñado Turismo de Alcoy y que permite conocer su vida y su obra a través de un recorrido por el centro histórico de la ciudad.

Por el gran amor que siempre manifestó a su tierra y por toda su trayectoria profesional, Alcoy le concedió a Camilo, su juglar más internacional, el título de Hijo Predilecto de la ciudad.

8.-Datos de Interés para pasar un fin de semana en Alcoy

Oficina de Turismo

Plaça d’Espanya, 14

03801 Alcoy

Tel.:96 553 71 55

www.alcoyturismo.com

touristinfo@alcoi.org

Dónde dormir:

Masía La Mota: hotel boutique con encanto ideal para una escapada romántica o un aniversario. Está a 7 minutos de Alcoy, enclavado en el Parque Natural de la Font Rotja.

Hostal Savoy: ubicado en el centro de Alcoy, lo recomendamos para economías todo-terreno. Muy buena relación calidad-precio.

Dónde comer:

Sant Francesc 52

Restaurante Els Arcs

Alquiler de bicicletas eléctricas:

Econcar

Su slogan dice: Alcoy te espera, pero yo te preguntaría: ¿A qué esperas para conocer Alcoy? 

La foto del Santuario de la Font Roja pertenece a Waliwali21222324, la foto de Camilo Sesto pertenece a Emenafoto y agradecemos su sesión mediante Licencia Creative Commons.

By Cristina Monzon Marti

De pequeña ya soñaba con conocer mundo. Mientras otras niñas jugaban con muñecas, yo me imaginaba enrolándome en la caravana de un circo que recorría los pueblos de España. Luego fui todavía más osada y me vi sobrevolando las geografías del mundo en un globo blanco y rojo desde el que saludaba a los enraizados a la tierra. ¡Os lo contaré todooooo! Prometí mientras mi voz se perdía entre las nubes. Hacerse adulta me obligó a dejar atrás algún sueño pero nunca abandoné mi amor por los viajes. Más tarde descubrí que también me apasionaba contar historias. ¿Por qué no casar estas dos pasiones? Ahora siento que soy una embajadora de destinos. No por título ni honores sino por puro placer de descubrir rincones únicos y poder trasladarlos al salón de tu casa con el deseo de inspirarte, a que un día (no muy lejano espero), puedas conocerlos en primera persona.