Tras el gran éxito comercial de La pasión de Cristo, Mel Gibson regresó a la dirección en el año 2006 con otra película polémica: Apocalypto. El actor y director australiano cuenta en esta ocasión los últimos días del Imperio Maya Precolombino, combinando datos históricos encontrados y mitos de carácter fantástico.

Uno de los escenarios favoritos de Hollywood es Costa Rica: la razón es que el país centroamericano conserva un ecosistema virgen que apenas ha sido intervenido por el hombre en muchos lugares. Por este motivo las selvas de Costa Rica se convirtieron en el hogar el clan Garras de Jaguar, víctimas del ataque inesperado de sanguinarios guerreros Holcanos.

Una de las condiciones que le puso Mel Gibson a su equipo de producción es que evitaran la realización de efectos especiales para recrear los sitios reales donde acontece la historia. Siguiendo este precepto, el equipo se dirigió también a Catemaco, San Andrés Tuxtla y Paso de Ovejas en Veracruz (Méjico). Además de grabar junto a pirámides reales como la de Ziggurats, se realizaron maquetas bajo las órdenes del especialista Thomas E. Sanders.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=T-SN5_oC57A[/youtube]

Publicado por Marilyn Botheatoz

Escritora por las mañanas y estudiante de arquitectura por las noches. Viajar, descubrir y mostrárselo al mundo dejaron de ser sueños para convertirse en partes de mi vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.