Fue creado por un cocinero oriundo de la isla de Macao cuando ésta aun era colonia portuguesa. Hay quien llama el plato “bacalao á Braz”, en honor al apellido del creador, mientras que hacia la frontera con España se le llama “bacalao a la dorada”, siendo este el término más extendido a la hora de denominar este delicioso plato.

Ingredientes:

  • 1 kilo de lomo de bacalao desalado
  • 1 cebolla mediana
  • 4 dientes de ajo
  • Perejil picado al gusto
  • 4 patatas medianas
  • 1 huevo
  • Aceite para freír las patatas
  • Aceite de oliva para condimentar
  • 1 manojo de hebras de azafrán
  • Sal

Elaboración

Si el bacalao no está desalado dejar en agua durante los dos días previos a la preparación del plato, cambiándo el agua cada 7-8 horas (3 veces al día) para que pierda toda la sal. Antes de la elaboración lo deshacemos en tiras finas quitándole la piel.

Pelamos las patatas y las cortamos en palitos muy finos para freírlas en aceite bien caliente.

Separadamente cortamos la cebolla en juliana y la doramos en un chorrito de aceite de oliva en una sartén previamente calentado.

En el mismo sofrito agregamos los dientes de ajo picado y mezclamos bien estos ingredientes: vertemos el bacalao en este sofrito junto con el conjunto del azafrán previamente remojado en un pocillo de agua.

Una vez todo bien mezclado añadimos el huevo batido y revolvemos de manera envolvente de manera que este también se cocine.

Presentamos el plato decorado con el perejil picado.