cabezabellosa-casas

Cabezabellosa, pequeña villa en Extremadura

Teleaire recorre Cabezabellosa, uno de los pueblos más altos de Extremadura, en España. Su ganadería en altura, su gastronomía, y esas construcciones típicas del medioevo, hacen de este paseo, una delicia.

En la provincia de Cáceres, donde los paisajes suelen deslumbrar, bien al oeste de España, lindando con Portugal, se yergue este pequeño poblado que conserva, en buena medida, su estética medieval. Cabezabellosa es uno de los pueblos más altos de Extremadura, cualidad que le brinda el hecho de estar asentado sobre los montes de Traslasierra.

Sus pobladores retratan inconfundiblemente a la región. La serenidad con la que describen su vida, y la sencillez como principio rector de todos sus actos, los convierten en parte fundamental de lo que el viajero que elija este destino debe conocer.

cabezabellosa-aereaLa actividad de origen de toda esta explanada española, es la ganadería, especialmente de cabras y cerdos. Por eso, los embutidos y la gastronomía en general, son de lo más preciado que un vecino de Cabezabellosa puede ofrecer.

De hecho, anualmente se realiza el Hornazo, un evento en el que los más pequeños cocinan platos típicos para los adultos. El Hornazo es, a su vez, una forma de cocinar una torta de maíz o trigo, colocándole en su interior chorizo y carne de costilla, para luego cocer al horno. El sabor es exquisito.

 

Para seguir recorriendo esta parte del oeste español, es recomendable llegarse hasta el Parque de Monfragüe. Su nombre proviene del latín, y significa ‘Monte Denso’. Las reminiscencias del Imperio Romano son muchas, e imponen presencia.

Quizá la más notable sea que allí, en una pequeña ermita al lado del castillo homónimo, se encuentra la imagen de la Virgen del Montfragüe, que data del siglo XVII, y fue resguardada por los caballeros de la Orden de Santiago, llevándola desde Palestina. Hoy es la patrona de Torrejón el Rubio, uno de los municipios de la provincia de Cáceres.

Otro de los rincones para descubrir cerca de Cabezabellosa, es Trujillo, un pueblo de poco más de 600 kilómetro cuadrados, que se conserva desde la época de los romanos. Sus casas de piedra, y callecitas bien angostas, no dejan lugar a dudas. De hecho, el pueblo se ha vuelto famoso a partir de haberse filmado allí gran cantidad de escenas de la serie Game Of Thrones.

La importancia histórica de este pueblo, le ha valido el título de Ciudad Muy Noble, Muy Leal, Insigne y Muy Heroica. ¿Qué más se puede pedir?


Conversar con los lugareños, descubrir la fauna y la flora local, caminar y deleitarse con la gastronomía de Cabezabellosa, son algunos de los manjares turísticos que propone Teleaire en el siguiente vídeo. El plus: las tomas aéreas que aportan una vista difícil de lograr para el viajero promedio. ¡A darle play y disfrutar!