santuario de loretosantuario de loreto

¡Aviso a navegantes!: empieza un nuevo desafío. Al reto de andar sumamos que a partir de ahora no hay más albergues compartidos con el Camino de Santiago, así que hay que empezar a utilizar hoteles y pensiones. Veréis que las etapas son más largas porque tenemos que parar en los pueblos que tienen oferta hotelera. Se hace por tanto imprescindible reservar con antelación, sobre todo entresemana pues las opciones para dormir son limitadas.

¡Sin más, empezamos con estas nuevas tres etapas por tierras oscenses y zaragozanas, atravesando los duros territorios de la Reconquista!

Antes de seguir, te recordamos que hemos preparado un artículo-índice con todas las etapas dónde podrás encontrar dónde dormir y comer, los tracks y toda la información necesaria para emprender esta aventura. Puedes visitarlo aquí: Dónde alojarte para hacer el Camino del Santo Grial

I.-ETAPA 8: Huesca-Almudévar

1.1.-Monumento a Santa Paciencia

Comenzamos la mañana tomando el camino rural que une Huesca con el Santuario de Loreto. A nuestro paso nos encontramos con un montículo de piedras cargadas de significado, al menos para los devotos que allí las depositan.

Estas simbólicas piedras se encuentran junto a un pequeño monumento dedicado a Santa Paciencia, la madre de San Lorenzo. Según cuenta la tradición, precisamente en este lugar la mamá de los gemelos Lorenzo y Orencio, salía cada día a recibir a sus hijos a la vuelta del colegio.

No sabemos si la madre del santo tuvo que ejercer la virtud incluida en su nombre a la hora de esperar a sus hijos escolares, lo cierto es que en este punto se generó una costumbre, convertida hoy en tradición, que consiste en recoger una piedra a la salida de la ciudad de Huesca y depositarla aquí con la esperanza de ver cumplidos tus deseos.

Es este un monumento exento que no tiene valor artístico en sí, a excepción de esta curiosa práctica que como imaginaréis seguimos al pie de la letra. Así que colocamos nuestra piedra unida a una plegaría rogando suerte y protección para las siguientes etapas del Camino del Santo Grial, que sabemos que van a ser complicadas pues en esta ocasión el tiempo no nos acompaña.

1.2.-Santuario de Loreto

El siguiente check point es el Santuario de Loreto, que está situado apenas a 3 km de Huesca. Este santuario es objeto tanto de devoción como de especulación y misterio debido a su intrigante vinculación con el Santo Grial.

La tradición, que ha ido pasando de abuelos a hijos y de padres a nietos, sostiene que en estas tierras vivió San Lorenzo con su familia. Seguramente hablamos de una familia consular romana que residía en “Loret”, una villa privilegiada y fértil al estar rodeada de manantiales naturales.

Cierto día del siglo III dc Sixto, por entonces obispo de Roma, llegó a Huesca desde Tarragona hospedándose en casa de los padres de Lorenzo: Orencio y Paciencia, quedando maravillado por las facultades intelectuales y espirituales del niño. Pidió entonces el obispo permiso a los padres para llevárselo a Roma y convertirlo en su ayudante.

Lorenzo estudió 13 años en Roma y cuando el obispo se convirtió en el Papa Sixto II, nombró a su protegido archidiácono con las funciones de custodiar los bienes de la iglesia. Entre estos bienes se encontraba el Santo Grial, la Copa que Jesús había utilizado en la Última Cena.

Con la llegada del emperador Valeriano, la situación de los cristianos se complicó en extremo. Como ya he explicado en otros artículos, el Imperio Romano estaba quebrado y necesitaba hacer caja de forma urgente. Es entonces cuando el emperador Valeriano emitió un edicto de persecución y expolio de los bienes de la iglesia.

Lorenzo tuvo la valentía de proteger el santo cáliz con su vida. Engañó al emperador consiguiendo tres días de gracia, tiempo que empleó para sacar la reliquia de Roma y mandarla a casa de sus padres de la mano de su buen amigo Precelio, un romano recién convertido a la fe cristiana (258dc).

Su valentía e ingenio tuvo un alto precio. Lorenzo pagó con su vida y fue martirizado en la  hoguera con máximo sufrimiento. Tan popular se hizo San Lorenzo que la noticia de su muerte se extendió por todo el imperio. Y en todos los países se construyeron iglesias con su nombre. En Roma por ejemplo, existe la iglesia de San Lorenzo extramuros donde hay unas pinturas que representan cómo el Papa Sixto le da a Lorenzo, una copa y cómo este la entrega a unos fieles para que la salven del peligro y la lleven a su tierra. ¿Pueden ser estas pinturas una prueba de la Copa que salió de Roma y se trasladó a Osca?, probablemente sí.

Sinceramente, más que el propio santuario nos emociona saber que probablemente esta fue la primera parada que realizó el Santo Grial en la península ibérica. En recuerdo de San Lorenzo se levantó este santuario, un imponente edificio sacro que actualmente está cerrado, salvo en fiestas y conmemoraciones especiales. Nosotros tuvimos el privilegio de visitar su interior gracias a la amabilidad de Shanti Pardo, prior de la Cofradía de Nuestra Señora de Loreto y San Lorenzo, quien nos abrió el templo mostrándonos el lamentable estado de conservación del mismo.

Como tantos otras iglesias fue expropiada en la desamortización de Mendizábal pasando a manos particulares. También fue duramente castigada en la Guerra Civil Española y es más que evidente que necesita urgentemente mejoras para evitar su derrumbe. De cualquier forma, el Santuario de Loreto resiste frente viento y marea y es un edificio muy valorado por todos los oscenses que sienten verdadera devoción por San Lorenzo. 

Se presupone que poco después de la muerte del santo se construyó aquí mismo un pequeño oratorio. La primera noticia escrita aparece en 1102 con documentos que vinculaban la iglesia con la abadía de Montearagón. Fue a finales del siglo XVI cuando el rey Felipe II favoreció la construcción de un convento de Agustinos Calzados. La iglesia tal y como hoy la contemplamos fue construida entre 1748 y 1777 por Juan Antonio Torres. Su fábrica es de sillar y ladrillo y se estructura en su interior sobre una planta de salón a la moderna con tres naves de igual altura. 

La enigmática vinculación con el Santo Grial ha impulsado la devoción y las peregrinaciones locales de los oscenses al Santuario de Loreto. La comunidad local encuentra en esta conexión una fuente de orgullo y espiritualidad. 

En conclusión, el Santuario de Loreto en Huesca no solo representa un sitio de profunda espiritualidad y belleza arquitectónica, sino que también se erige como un escenario donde la historia, la leyenda y la fe convergen, creando un legado que perdura a través de los siglos.

Por último y antes de proseguir el camino, recomendamos al peregrino rellenar las cantimploras con agua de la fuente pues no encontrará ocasiones hasta bastante más adelante.

1.3 Camino Natural de Loreto y el Canfranero

A partir de este momento nos separamos del Camino de Santiago, cuyas flechas nos han acompañado (pero en sentido inverso) durante muchos kilómetros. A partir de este momento tendremos que seguir las indicaciones de GR y los caminos locales. En esta ocasión, seguimos las indicaciones del Camino Natural de Loreto y el Canfranero que son bastante claras.

Es este un camino muy frecuentado por los vecinos de Huesca pues discurre por un bello paraje natural, entre la alberca de Loreto, un humedal donde las aves acuden a alimentarse, beber y nidificar. El tramo de vía del Canfranero dejó de utilizarse con la construcción de una variante ferroviaria pero su firme se ha reaprovechado y es utilizado hoy como uso peatonal y ciclista en este camino natural rodeado de campos y almendros.

1.4 Cuarte

Seguidamente atravesamos el caserío de Cuarte. No debemos confundirlo con Cuarte de Huerva, municipio que encontraremos más adelante, una vez pasada Zaragoza. Y es que Cuarte es un topónimo recurrente en Aragón pues deriva de Quartum, que hace referencia a los mojones situados a cuatro millas de una ruta, donde solían erigirse postas.

Cuarte es conocido sobre todo por albergar el Parque Tecnológico de Walqua,  la Escuela Politécnica Superior de Huesca y el Espacio 0.42 (Planetario y Centro Astronómico de Aragón).

1.5 Monolito de la Batalla de Alcoraz

Una de las victorias más importantes del Reino de Aragón fue la conquista de Huesca, la ciudad de las cien torres. Con este triunfo desaparecería para siempre la famosa Wasqua, la Huesca musulmana que había estado bajo el imperio de la media luna durante cuatro siglos. Nacería entonces la cristiana Huesca que pasaría a formar parte del jóven y prometedor Reino de Aragón.

La toma de Huesca fue la primera conquista importante del reino de Aragón en su expansión hacia al sur, por lo que no resulta raro que en torno a ella surgieran leyendas y tradiciones como la que vincula el triunfo cristiano a la arenga de San Jorge. Pero antes de hablar de San Jorge os quiero contar porque el rey Pedro I se tomó la conquista de Huesca como un desafío muy personal.

Su padre, el rey Sancho Ramírez, había sido herido de muerte precisamente al lado de sus murallas. El rey había sobrepasado la distancia de seguridad y se había acercado demasiado a los muros de Wasqua, que los enemigos de la cruz defendían con ferocidad. Entre sus muros se escondía un arquero con una puntería privilegiada. El rey Sancho levantó el brazo para indicar un posible punto de ataque y una flecha emponzoñada se clavó en su axila. Antes de morir pidió a sus hijos venganza, algo que sus vástagos prometieron y cumplieron.

(Sin embargo la reciente exhumación y autopsias del rey Sancho confirman una realidad diferente. El rey presenta varios huesos rotos lo que indica que seguramente cayó de su caballo.  Esta nueva versión menos romántica desde el punto de vista histórico, resulta sin embargo muy interesante para todos los seguidores del mito literario del Grial. Las primeras novelas grialistas nos hablan de un rey enfermo, que habitaba en el castillo del Grial y que tomaba alimento y/o comulgaba de un objeto mágico y singular con la esperanza de recuperar la salud. Seguramente este rey literario haya estado inspirado en la figura del rey histórico, Sancho Ramírez. Para más info sobre el tema pinchar aquí: https://www.elperiodicodearagon.com/cultura/2022/10/28/rey-sancho-ramirez-sobrevivio-fracturas-77856057.html)

Pero volviendo a la leyenda, dos años después del fallecimiento de su  padre  encontramos al rey Pedro I intentando recuperar Wasqua vengando de esta forma a su progenitor. La batalla era cruenta. Los musulmanes no estaban dispuestos a entregar la rica Wasqua y los cristianos estaban movidos tanto por el afán de ampliar el territorio cristiano como por la sed de venganza por la muerte de su querido monarca. Lo único que unía a los dos bandos era el mismo objetivo: ganar o morir.

Parece ser que el 19 de noviembre de 1096, el dios Marte se había despertado belicoso pues se desarrollaron dos feroces contiendas en dos puntos distantes del planeta. Mientras una tenía lugar en Antioquía, la otra se desarrollaba en Alcoraz.

Al parecer, los aragoneses estaban perdiendo la batalla cuando vieron aparecer de no se sabe donde, un caballo montado por dos imponentes caballeros. Ambos vestían túnicas con una cruz roja sobre fondo blanco. Ambos arengaron de tal forma a las tropas aragonesas que las llevan a la victoria. Estos misteriosos caballeros eran San Jorge y un soldado alemán.

El milagro es por tanto doble. No solo consiguieron la victoria sino que se bilocaron es decir se trasladaron en un chasquido de dedos desde Antioquía (Turquía) hasta Huesca. Cuando acabó la refriega el soldado alemán, que hablaba latín, pudo referir el milagro a sus nuevos aliados. En conmemoración a este triunfo se ha levantado un monolito de piedra que pudimos ver pues el Camino del Santo Grial discurre a su lado.

Los aragoneses sienten verdadera devoción por San Jorge, al que han convertido en patrón de sus tierras. Cada año, en conmemoración de esta batalla, celebran la famosa Jorgeada, una ruta que conecta Zaragoza con Huesca. de la que os hablaré en detalle un poco más adelante.

1.6 Almudévar

Almudévar es un pueblo perteneciente a la comarca de la Hoya de Huesca, que cuenta con alrededor de 2500 habitantes. 

Como su nombre deja entrever fue musulmana bastantes años, concretamente desde el 714 al 1118. Su topónimo, que significa “el redondo”, hace referencia a la forma circular del montículo donde se asienta su castillo.

Almudévar es una localidad sobre todo agrícola y ganadera, cuya fama ha cruzado fronteras por su famosa trenza. La trenza de Almudévar es una pieza de bollería hojaldrada y glaseada, rellena de nueces, pasas y almendras fileteadas. Están presentes en las mesas de los aragonés en cualquier celebración. ¡Nadie se resiste a los encantos de este dulce que puede ser  consumido tanto como desayuno como merienda porque nunca llega a ser empalagosa!

Agotados de una etapa intensa, pudimos recuperar fuerzas en el hotel-restaurante Requitos, un establecimiento familiar y confortable, que ha sido recientemente restaurado. Ojo que solo tiene 9 habitaciones y hay que reservar con anticipación, sobre todo los días entre semana. No hay muchas más opciones en el pueblo, por eso insistimos en no improvisar los alojamientos.

Almudévar es un buen punto de avituallamiento para recargar provisiones. Cuenta con farmacias, varios bancos con cajeros automáticos, pastelerías para probar sus trenzas, un hotel y varios bares y restaurantes.

II.-ETAPA 9: Almudévar-Zuera

2.1 San Jorge: un pueblo de colonización

En la posguerra Franco se inventó 300 pueblos y San Jorge fue uno de ellos. Son los conocidos pueblos de colonización, que nacieron y se multiplicaron en la década de los 40, 50 e incluso de los 60 del siglo XX, con el fin de fomentar la agricultura en un país devastado por la guerra. Fue un intento exitoso de convertir zonas de secano improductivas en zonas de regadío que pudieran dar de comer a las gentes del territorio.

Aunque difieren en su estética, todos seguían un mismo orden arquitectónico racionalista, cuadriculado y simétrico: iglesia, plaza en el centro, viviendas de ladrillo cara vista adaptadas a la actividad agropecuaria y un extenso pinar rodeando el conjunto.

Estos pueblos fueron colonizados por españoles de ambos bandos, emigrantes en su propia nación que tuvieron que dejar sus hogares con la esperanza de un futuro mejor. Los nuevos colonos empezaron de cero, teniendo que crear incluso sus nuevas tradiciones, sus fiestas, sus leyendas… tras 40 años de duro trabajo podrían convertirse en propietarios de estos bienes y muchos de ellos lo consiguieron.

Aunque fruto de la dictadura y por ello con una imagen de marca difícil de superar en la actualidad, para muchos colonos estos pueblos fueron un sueño. Las casas tenían cuarto de baño con taza y lavabo, algo insólito para muchos municipios rurales de la posguerra española.

En San Jorge paramos a tomar un café calentito y una trenza de Almudévar en el Club Social El Gallinero, parada que se hace necesaria ya que el clima del territorio es bastante extremo y continental y si llueve a cantaros, como nos ocurrió a nosotros, una parada técnica resulta la mar de reconfortable.

2.2 La Jorgeada

Cada 23 de abril, Aragón celebra por todo lo alto las fiestas de su patrón San Jorge. Ocurrió que en el 2002 un grupo de amantes del senderismo (la asociación os andarines) tuvo la peregrina idea de organizar una gran caminata uniendo la plaza del Pilar de Zaragoza con la ermita de San Jorge en Huesca. Tal fue el éxito de la convocatoria, que lo que comenzó siendo un experimento con gaseosa, se ha convertido en uno de los acontecimientos histórico-deportivos más populares de Aragón.

La Jorgeada ha ido evolucionando y ganando en profesionalidad. Durante el recorrido los participantes encuentran hasta 14 puntos de avituallamiento en el camino. Muchos municipios ofrecen bebidas, dulces, cafés o cualquier otro refrigerio. También se ha establecido un transporte de mochilas e incluso masajistas en los check points.

En la actualidad y en colaboración con diferentes municipios se han pautado varias etapas para que el andarín pueda elegir su ruta, dependiendo de su grado de experiencia o forma física.

  • Zaragoza-Huesca: 80km
  • Zuera-Huesca. 50km
  • San Jorge-Huesca: 27,5km
  • Almudévar-Huesca: 18km
  • Zaragoza-San Juan de Mozarrifar: 10km

El sendero de la caminata marcado por el GR-234 tiene actualmente señalización complementaria con varios dragones (símbolo de San Jorge) indicando el camino.

 2.3 Ontinar del Salz

Ontinar de Salz es otro pequeño pueblo de colonización perteneciente a Zuera y ya ubicado en la provincia de Zaragoza.

El pueblo tiene cajero automático, farmacia  y bar del que, por supuesto, hicimos uso, pues no dejó de llover durante todo el día y cualquier excusa era buena para detenernos y recuperar calor.

2.4 Zuera

Zuera es una próspera población con un censo de unas 8500 almas. Se encuentra en el cuarto puesto del ranking de municipios de la provincia de Zaragoza, según su tamaño e incluyendo a la capital.

Dado su desarrollo industrial y económico resulta complicado alojarse en Zuera sin reserva previa, sobre todo entre semana que es cuando hay más trabajadores desplazados en la zona. Por eso os recomendamos cierta planificación en esta parte del Camino del Santo Grial. Nosotros nos hospedamos en el hotel Las Galias, situado a las afueras del pueblo. Un hotel familiar, rehabilitado recientemente que también tiene restaurante, lo que es una gran ventaja para los peregrinos. Cuando las etapas son largas lo que más valoramos es una buena cena, buen descanso y no tener que andar más.

A nivel patrimonial, lo más reseñable del pueblo es su iglesia advocada a San Pedro. Este templo constituye el eslabón del enlace entre el románico y el mudéjar. Podemos decir que estamos ante un proto-mudejar. La iglesia es una construcción de estructura cisterciense edificada en ladrillo pero que deja ver en su estética pinceladas mudéjares de las que disfrutaremos largo y tendido en las provincias de Aragón y Teruel.

III.-ETAPA 10: Zuera-Zaragoza

La etapa 10 no discurre por municipios cultural ni turísticamente interesantes. Villanueva del Gállego y San Juan de Mozarrifar son más bien pueblos industriales favorecidos por la proximidad de la capital, por lo que los atravesamos rápido, aunque en Villanueva de Gallego nos gustó mucho su iglesia que todavía conserva torre mudéjar.

En esta etapa se disfruta más del paisaje fértil fruto de la cercanía al río Gállego. Un paisaje salpicado de campos de cultivo y huertos.

Lo confesamos, llegamos a Zaragoza cojeando y un poco maltrechos. La lluvia intensa de los días previos nos mojó el calzado, lo que nos provocó heridas y ampollas. ¡Efectos colaterales del peregrinaje! tal y como podréis comprobar en el vídeo del episodio donde también os enseñamos como curar las ampollas.

Por eso, nos emocionamos hasta las lágrimas al ver en el horizonte cercano las cuatro torres de la Basílica del Pilar, que visitaremos el próximo día, una vez recuperados. Pero esto, es ya el próximo artículo. Así que nos despedimos por hoy, con el saludo del camino: Paz y Amor Contigo, Luz en el Camino.

IV.-INFORMACIÓN PRÁCTICA PARA EL PEREGRINO

  • COFRADÍA DE NUESTRA SEÑORA DE LORETO Y SAN LORENZO

Email: shantypv@gmail.com

Tf:  639 51 56 84 y Facebook

  • ALMUDÉVAR

Hotel Requisitos (Almudévar)

Tf: 974 250 969

Reservas: info@requitos.com

  • AMIGOS DE LOS PUEBLOS DE COLONIZACIÓN

colonizacionhuesca@gmail.com

  • ZUERA

Hotel Las Galias (Zuera)

976 68 00 26

AGRADECIMIENTOS

Como siempre un agradecimiento eterno a los mecenas que nos ayudan colaborando en el crowfunding y también a Turismo Hoya de Huesca por cedernos imágenes para el blog y participar en la producción del nuevo episodio de Youtube.

By Cristina Monzon Marti

De pequeña ya soñaba con conocer mundo. Mientras otras niñas jugaban con muñecas, yo me imaginaba enrolándome en la caravana de un circo que recorría los pueblos de España. Luego fui todavía más osada y me vi sobrevolando las geografías del mundo en un globo blanco y rojo desde el que saludaba a los enraizados a la tierra. ¡Os lo contaré todooooo! Prometí mientras mi voz se perdía entre las nubes. Hacerse adulta me obligó a dejar atrás algún sueño pero nunca abandoné mi amor por los viajes. Más tarde descubrí que también me apasionaba contar historias. ¿Por qué no casar estas dos pasiones? Ahora siento que soy una embajadora de destinos. No por título ni honores sino por puro placer de descubrir rincones únicos y poder trasladarlos al salón de tu casa con el deseo de inspirarte, a que un día (no muy lejano espero), puedas conocerlos en primera persona.