Caramelo_de_Bretaña

Caramelo de Bretaña

Es de mantequilla salada. Este producto típico de la Bretaña francesa es una delicia para los amantes de las cosas dulces con un toque original. Se compra en bote como crema de untar, que se puede calentar para acompañar las crepes y cualquier otro postre, o en caramelos sólidos para chupar.

La crema para untar suele venderse en las creperías y en cualquier tienda de productos típicos.

Los caramelos sólidos se encuentran en las pastelerías. Y, en ambos casos, se pueden encontrar en cualquiera de los supermercados de la región.

El consumo de mantequilla salada es algo realmente típico de la Bretaña francesa y diferencia a esta región del resto de Francia. Hay quienes dicen que su origen es celta, ya que los antiguos pobladores de la zona conservaban la mantequilla, como muchas otras cosas, en sal. Acostumbrados a su gusto y al toque que le da a cualquier receta en la que se utilice mantequilla, cuando nacieron formas de conservación que ya no hacían necesario recurrir a la sal, decidieron continuar con el producto tradicional.