Ups!

Necesitamos que desactives tu Ad Blocker para continuar navegando en el sitio! Desplegar nuestros anuncios nos permiten seguir creciendo y generando contenido. Gracias!

Hit enter after type your search item
Home / Turismo / Europa / España / Carcaixent es la Cuna de la Naranja en Valencia

Carcaixent es la Cuna de la Naranja en Valencia

Carcaixent embriaga con el olor a azahar y tierra mojada de sus huertos monumentales, explotaciones de cítricos ahora reconvertidos en experiencias inmersivas de agroturismo donde el visitante puede saborear naranjas, mandarinas y exóticos cítricos a la vez que entender su proceso productivo y visitar sus “casas solariegas modernistas”, reminiscencia de un pasado donde los productores valencianos conquistaron los estómagos más refinados de toda Europa.

Si no te consideras turista express y SÍ un viajero de experiencias, Carcaixent es para tí. Apuntalo en la agenda, nosotros ya lo hemos hecho.

¿Los campos de tulipanes de Holanda, los cafetales de Colombia, los campos de lavanda de la Provenza y ahora por qué no los huertos de naranjos de Carcaixent?

1.- Carcaixent se reivindica como cuna de la naranja

Esta es la interesante apuesta que Turismo de Carcaixent ha puesto en marcha para promover su territorio. Una oferta basada en el agroturismo y el turismo de experiencias que pivota alrededor de sus huertos monumentales, la joya de su patrimonio paisajístico.

Carcaixent (o Carcagente como se la conocía hace unos años) pertenece a la comarca de la Ribera Alta, está bañada por el río Júcar, que convierte sus campos en auténticos vergeles.

A tan solo 40 km de la ciudad de Valencia, con excelentes comunicaciones por tren y coche, este pueblo ha sabido reinventarse gracias a la conciliación de su patrimonio paisajístico y cultural; aquí modernismo y naranjas se dan la mano convirtiendo a Carcaixent en:

  • Una excursión ideal de un día para familias y visitantes que se acercan a Valencia en busca de lo autóctono
  • Amantes del turismo “slow”
  • Turistas que apuesten por experiencias autóctonas de destino.

Si este es tu caso, te invitamos a seguir leyendo porque Carcaixent y sus huertos monumentales son ideales para tí.

2.-Las naranjas valencianas, famosos en todo el mundo, gracias a Carcaixent

Cogemos el coche en Valencia y en tan sólo 35 minutos ya estamos en Carcaixent. El viaje se nos pasa en un suspiro gracias al bello paisaje que vemos por la ventanilla: un manto verde interminable, salpicado de naranjas, limones y mandarinas y otros exóticos cítricos cuyos nombres y sabores estamos a punto de descubrir cómo la mano de buda, el cidro, el caviar cítrico o la lima kaffir.

Citrus medica, comúnmente llamado cidro, es un arbusto de la familia de las rutáceas

Carcaixent se ha hecho merecedora de su slogan “cuna de la naranja”, gracias al experimento ilustrado de tres amigos. En 1871 el párroco Monzó, el boticario Bodí y el escribano Meseres plantaron el primer campo de naranjas con fines comerciales.

Las condiciones climatológicas y ambientales jugaron a su favor y el resultado fueron unas preciosas naranjas de excelente sabor, tamaño y aspecto. Este éxito animó a los lugareños no solo a plantar más huertos sino a exportar sus frutos provocándose un despegue económico sin precedentes en la zona.

La aparición de una burguesía europea que reclamaba fruta fresca unida a la vocación comercial de los productores de la Ribera Alta convirtieron el cultivo de cítricos en un lucrativo negocio que situaría a Carcaixent en el mapa mundial.

En el siglo XVIII se desarrollaron las primeras explotaciones agrícolas que alcanzaron su esplendor en el XIX y principios del XX como reflejan sus majestuosas casas palaciegas que hacen alarde del poderío económico de sus propietarios deseosos por exhibir su éxito.

3.-Los Huertos Monumentales de Carcaixent

Nosotros tuvimos la oportunidad de recorrer dos de sus Huertos más monumentales: el Huerto San Eusebio y el Huerto Ribera, dos plantaciones con solera dedicadas al cultivo no solo de naranjas y mandarinas sino también de exóticos cítricos como los kumquats, lemonquats, el caviar cítrico o las manos de Buda

Comunidad Valenciana Travel Blogger en su visita a Carcaixent

En la actualidad estos huertos centenarios han decidido dar un giro de 180º a su actividad tradicional abriendo sus puertas al público. Una oportunidad increíble para aprender el ciclo de estos frutales, probar directamente del árbol como saben y admirar sus casas palaciegas qeu no dejan a nadie indiferentes.

En este otro artículo de Teleaire descubrirás otro pueblo con Huertos increíbles de Valencia que vale la pena descubrir: Navajas, pueblo con encanto del interior de Castellón

3.1 El Huerto de San Eusebio

Comenzamos nuestro tour por el Huerto de San Eusebio, una explotación familiar con mucha solera que lleva dedicándose al cultivo de cítricos desde hace 150 años.

En la actualidad su esfuerzo productivo se dirige a restaurantes, particulares y grupos de consumo. En esta explotación la fruta va directamente del campo a la mesa, llegando a destino en menos de 24 horas después de realizar el pedido.

El Huerto de San Eusebio tiene una gran orientación ecológica por lo que sus naranjas y cítricos además de contar con un sabor supremo, presentan todas las garantías de una producción sin pesticidas ni elementos contaminantes.

La experiencia incluye:

  • Visita a su edificio principal (exterior).
  • Vista a los huertos de cítricos con explicación del cultivo ecológico
  • Explicación de la historia y evolución del paisaje
  • Visita a los jardines románticos y a los frutales del huerto
  • Visita a la casa de aperos y a la ermita.

Precio

  • Adultos: 15€
  • Niños de 6 a 12 años: 7€

Las reservas se hacen por web o por teléfono. Aquí os dejamos el enlace del Huerto San Eusebio.

3.2 El Huerto Ribera

El Huerto Ribera, también conocido como “Hort de Sant Vicent”, nos enamora nada más divisar su edificio principal: un palacio señorial rodeado de cítricos centenarios.

La casa de estilo modernista está estupendamente conservada quizás al estar habitada por la propiedad que ha decidido centrar sus esfuerzos en modernizar este huerto incorporando los más modernos sistemas de riego para hacerlo más productivo y sostenible.

Caminamos ensimismados entre sus  bellos jardines y campos de cítricos aprendiendo su historia, su ciclo vital, su floración, su poda e injertos … .sintiéndonos transportados a otro tiempo.

Además, si tu visita coincide con la temporada de recogida de naranjas también podrás seleccionar del árbol las que más te atraigan y comértelas  in situ o llevarlas a casa haciendo real la expresión del “campo a tu mesa”.

La visita finaliza en su tienda donde se pueden degustar productos típicos de la zona como zumo de naranja recién exprimido con sus todas sus vitaminas, licores valencianos, mermeladas caseras, miel de azahar…

La experiencia incluye:

  • Guía acompañante que explica los cultivos, las variedades de cítricos y frutales como naranjos, mandarinos, mano de buda, caviar cítrico, limones, kumquats, pomelos, granados, papayas, nispereros…
  • Visita al exterior de la casa modernista de 1870
  • Paseo por la finca, sus campos de naranjos y jardines románticos
  • Recolección de cítricos cuando es la temporada
  • Degustación de zumo de naranja y otros productos de la zona.
  • Calibrado de las naranjas y confección de las cajas.

Precio visita y degustación:

  • Adultos: 15€
  • Niños y jóvenes: de 6 a 16 años: 8€
  • Reservas a través de su web: Huerto Ribera

3.3 ¿Cuándo visitar los huertos de naranjas de Carcaixent?

Al no estar centradas en una única variedad de naranjas sino en distintos cítricos la visita a los huertos monumentales se puede realizar prácticamente en cualquier época del año.

Con los últimos calores del verano y los inicios del otoño, se inaugura la temporada de las mandarinas.

Noviembre es el mes de las granadas y de las primeras navelinas que es la variedad de naranja que antes se recoge y más se comercializan; Esta variedad se caracteriza porque presenta una protuberancia en forma de ombligo, que da lugar a su nombre: navel en inglés significa ombligo.

A finales de diciembre se inaugura la temporada de las naranjas de zumo, más pequeñas que las navelinas pero con un 20% más de jugo.

Con la llegada de marzo comienza la temporada de las  naranjas de sangre, que tienen un color más rojizo tanto por fuera como en su interior y un sabor más ácido. 

En la primavera los huertos están en su mayor momento de esplendor y los campos son un auténtico espectáculo con los naranjos en flor,  cuyo aroma a azahar resulta irresistible. ¿Sabías que la palabra azahar proviene del árabe y significa “flor blanca”?

Mayo te permite disfrutar de la primera miel de la temporada.

En el mes de junio llegan las últimas naranjas, las Valencia-Late con un sabor muy dulce y también con mucho zumo.

En los meses de verano, los naranjos empiezan a exhibir sus frutos que empiezan a tomar forma y tamaño, aunque en estos meses es mejor visitar los huertos por la tarde para evitar las horas de máximo calor.

4.-Si te gusta el modernismo, visita Carcaixent

Inversores, productores y trabajadores llegaron a Carcaixent de todas partes de Europa, haciendo que la ciudad creciera a un ritmo sin precedentes previos. Este auge económico trajo de la mano una intensa vida  social y cultural que dejó su huella estética en calles y edificios. Una huella con el estilo que en ese momento estaba en boga: el modernismo.

4.1- El Magatzem Ribera: la joya de la corona del modernismo en Carcaixent

Conocido con el sobrenombre de la “Catedral de la Taronja” o “Catedral de la Naranja” es un edificio ecléctico con alma modernista donde la forja, la cerámica, el metal y la madera se fusionan de forma magistral. 

Su construcción a principios del XX devino de la necesidad de contar con un amplio espacio de trabajo para manipular y encajar las toneladas de cítricos que desde aquí salían y se distribuían por el resto de Europa. 

Situado junto a la estación de Carcaixent, esta brillante edificación industrial, se desarrolla junto al despegue del ferrocarril valenciano.

Su construcción, que tuvo lugar entre 1903 y 1910, está considerado un referente de la arquitectura modernista-ecléctica de nuestro país. Estuvo liderada por José Ríos Chinesta, un maestro de obra que mantenía muy buenas relaciones con la boyante burguesía local y en especial con la familia Ribera.

El ayuntamiento de Carcaixent adquirió el edificio y lo rehabilitó en 1989 y en actualidad se utiliza para actos culturales que pueden albergar a un gran número de invitados.

No pases de largo. Es bellísimo.

4.2.-Ruta Modernista en Carcaixent

Si has llegado a Carcaixent vale la pena recorrer su casco histórico pasando por delante de sus más emblemáticos lugares y edificios. Por las calles de la Missa o Sant Llorenç se encuentran las más prestigiosas casas de productores de cítricos locales enriquecidos por la naranja, quienes envueltos en una ola de éxito, reformaron sus viviendas al gusto.

Otra posibilidad es ir por la calle Santíssim y adentrarse en el casco viejo, donde también hay interesantes mansiones. O también se puede buscar la calle Julià Ribera para cruzar así el ensanche modernista y encontrar:  la Casa de la Reial Séquia, el Casino Musical o la Casa de Ribera. 

Vale la pena deambular sin prisas por «El Passeig» o el Paseo que también cuenta con bellos edificios. Al final de esta avenida peatonal se llega al Parque Navarro Darás, construido a principios de la década de 1930 según proyecto del arquitecto modernista Francisco Mora,  que fue el arquitecto del también modernista Mercado de Colón de Valencia. Nos encantó su gran escalinata, la baranda y la fuente ornamentadas al estilo modernista con un toque valenciano como evidencias sus azulejos pintados a mano. 

En la Plaça Major hay que hacer una parada frente la Parròquia de l´Assumpció, el ayuntamiento y el Palau de la Marquesa de Montortal, con una cocina del siglo XVIII única por sus características y conservación. Se le conoce popularmente como el Palau de la Marqueseta haciendo referencia a una heroína local, famosa por su actuación durante la Guerra de la Independencia ante las tropas francesas.

También vale la pena la Casa Francesc Pablo, considerada la más antigua del casco urbano actual, que por desgracia no puede verse su interior porque se está cayendo aunque sí se puede ver su fachada y apreciar su escudo familiar del siglo XVII. Sus numerosas ventanas enrejadas dan fe de su pasado como antiguo hostal.

También destaca el conservatorio Mestre Vert que gracias a una rehabilitación institucional conserva la estructura y decoración modernistas.

Como verás Carcaixent merece al menos un día entero para visitar no solo sus huertos monumentales sino su maravilloso modernismo valenciano.

5.- Qué comer en Carcaixent 

La gastronomía mediterránea es una de las más valoradas en el mundo tanto por su sabor como por ser paradigma de dieta saludable y Carcaixent no es una excepción.


En general la gastronomía de la Ribera Alta, como la del resto de la provincia de Valencia, es rica en arroces en todas sus variedades: secos, melosos, caldosos, al horno, en paella…Así que no dudamos y nos decantamos por pedir una degustación de arroces en el Madeira Lounge. Al final no conseguimos ponernos de acuerdo sobre qué arroz estaba más sabroso, si el caldoso de bogavante o la paella de pato o foie.

Puedes ver otra ruta de un día por la Comunidad Valenciana en este otro artículo de Teleaire: 3 datos imperdibles sobre Covetes dels Moros en Bocairent

6.- Cómo llegar a Carcaixent desde Valencia

En tren desde Valencia: 

  • Casi cada hora sale un tren hacia Carcaixent desde la Estación del Norte. Tienes que tomar la línea C2.
  • Hay combinación de traslados desde las 5’38 am hasta las 22:33.
  • La duración del trayecto es de 30 minutos.

En coche desde Valencia

Salida de Valencia por la V-31 durante 14,4 km hacia Alicante/ Albacete (por interior).

  • Sigue por A-7 durante 17,8 Km. Toma la salida Carlet – Alzira.
  • Sigue CV-50 hasta destino.
  • Duración del trayecto: 35 minutos

Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views :