Chocolate Suizo

Chocolate suizo

Uno de los chocolates más famosos del mundo no siempre fue considerado como un producto selecto. Al contrario, se llegó a rechazar su consumo por considerarlo «indigno».

El ayuntamiento de Zúrich llegó a declarar «indigno» el consumo de chocolate por considerarlo nocivo, aunque lo que en realidad molestaba a la sociedad de la época, allá por el siglo XVIII, eran las cualidades afrodisíacas del producto. Y eso que fue un alcalde de esta ciudad quien introdujo la moda de rematar las comidas con este dulce tras haberlo conocido en Bélgica.

No obstante, varias fábricas fueron abriendo en Suiza hasta que en 1972 se inauguró la primera tienda especializada en chocolate en Berna, actual capital.

Nadie duda de que Suiza no es la cuna del chocolate, ya que la planta de cacao ni siquiera crece en sus tierras. Pero el país sí es referencia del chocolate mezclado, siendo pionero en la elaboración del chocolate con leche, al que siguieron las combinaciones con avellanas o almendras.

Las marcas más populares, que se encuentran en cualquier supermercado, y no solo suizo, son Lindt y Toblerone.