Hace unos meses tuve oportunidad de cruzarme con la señal de tránsito que ilustra, en primer término, esta publicación. Me encontraba en una calle de París y captó inmediatamente mi atención. Hace unos días encontré otra en Barcelona.

Es genial como algo a lo que no le prestamos atención consciente, como las señales de tránsito, por estar incorporadas a nuestra memoria, nos pueden sorprender a través de la intervención de un artista. Desde hace un par de años, Clet Abraham se divierte transformando las señales de las calles en distintas ciudades.

Este francés lleva una década instalado en Florencia, Italia. Allí, además de ser escultor, se ha convertido en una figura popular por sus intervenciones callejeras.

En su propio twitter podemos ver muchos de sus trabajos. Precisamente, de allí tomamos esta fotografía que él mismo publicó en Amsterdam. La pregunta que se me ocurre es: ¿Has visto alguna señal suya en tu ciudad?

Publicado por Alejandro Martínez Notte

Vivo el presente con alegría y lo comparto, Creo que cada segundo es irrepetible y vale la pena cada instante vivido. Porque lo importante no es el destino, si no el camino. Disfruto de improvisar a cada instante, sabiendo que tanto lo bueno como lo malo, pasa. Todo pasa.

Únete a la conversación

4 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Hacer arte de lo cotidano y que apenas nos fijamos tiene mucho mérito, y nos invita a ir menos despistados o ensimismados en nosotros mismos y abrir más los ojos!
    Saludos Alejandro!