palma de mallorca

Se puede oir un concierto en las Cuevas del Drach

Las Cuevas del Drach, también conocidas como Las Cuevas del Dragón, conforman uno de los lugares más emblemáticos de Palma de Mallorca. El interior cuenta con un escenario natural que parece sacado de otro planeta, pero además de esta experiencia los turistas pueden disfrutar de un concierto de música sinfónica en su interior.

Por naturaleza, la acústica de cuevas y recintos cerrados en la profundidad de la tierra ofrece una amplitud de sonido que resulta inimaginable en cualquier escenario tradicional. Los músicos que tocan en el interior de las Cuevas del Drach lo hacen sin ningún tipo de amplificación ni efecto de sonido, se sirven del increíble escenario, su talento y sus instrumentos.

Recorriendo las Cuevas del Dragón

Caminar la extensión total de las cuevas es recorrer 2,4 kilómetros de longitud, a una profundidad de 25 metros por debajo de la tierra.

Si bien todas reciben un nombre que las identifica, lo cierto es que el sitio cuenta con cuatro cuevas conectadas, cuyos nombres son: Cueva Negra, Cueva Blanca, Cueva de Luis Salvador y Cueva de los Franceses.

las cuevas del dragon

Lo que más sorprende del trayecto son los picos que se forman en la parte superior de las cuevas, que parecen estar a punto de caer sobre sus visitantes de un momento a otro. Estas impactantes formaciones rocosas tienen una antigüedad posible que se remonta al periodo del Mioceno; es decir, tan antigua como las primeras especies marinas que habitaron la tierra.

Un concierto en las profundidades

En un momento del trayecto aparece, súbitamente, un anfiteatro ubicado de cara al Lago Martel. Tras unos minutos de silencio y oscuridad total, dos pequeñas embarcaciones llegan del lago con músicos profesionales tocando piezas clásicas.

cueva en palma de mallorca

La experiencia es inigualable y completa una visita mágica que sólo un sitio como Las Cuevas del Drach pueden brindar. Al finalizar el concierto los turistas pueden volver caminando hacia la salida o tomar las embarcaciones.