Decrepitud y encanto, todo en uno en Oporto

Sorprende el estado de los edificios en el centro de Oporto. Al viajero le cuesta creer que muchas de esas casas estén habitadas. La recuperación de muchas da lugar a alojamientos con encanto. Porque de encanto Oporto tiene muchísimo, tanto como de abandono.