Este cementerio no alberga los restos de ningún famoso, las personas que allí yacen son los antiguos habitantes de Liverpool. Sin embargo, se ha convertido en un lugar turístico porque aquí se encuentra la tumba de Eleanor Rigby, una enfermera que vivió durante el siglo XIX en la ciudad de Woolton. Con el mismo nombre Los Beatles titularon una canción de la banda que llegó a convertirse en uno de los éxitos más importantes de su disco Revolver.

Si bien Paul McCartney aseguró en más de una oportunidad que la historia de la canción se inspira en un personaje ficticio, lo cierto es que algunos fans de la banda descubrieron que los protagonistas de la historia yacen allí, en St Peter Church. El fotógrafo John Kennan nos brinda esta imagen, casi tan melancólica como la canción:

Un grupo de historiadores de la universidad de Chester realizó una exhaustiva investigación acerca del origen de la banda, y descubrió que la iglesia de Liverpool era uno de los sitios que más frecuentaban Paul y John Lennon durante su juventud.

A escasos metros de la lápida de Eleanor Rigby se encuentra la de un hombre de apellido McKenzie, igual que el sacerdote que el cuarteto menciona en la canción.

Cada año la iglesia y su cementerio reciben miles de visitas de seguidores de la banda, que fotografían las lápidas que se supone los músicos observaban en el mismo lugar  hace más de cincuenta años.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=51UH_u7WxCo[/youtube]

Publicado por Marilyn Botheatoz

Escritora por las mañanas y estudiante de arquitectura por las noches. Viajar, descubrir y mostrárselo al mundo dejaron de ser sueños para convertirse en partes de mi vida. Ver más entradas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salir de la versión móvil