Imagen panoramica de la ciudad de Paris

El París de Rayuela

Cuando se cumplen 50 años de la publicación de Rayuela, el talento de Julio Cortázar sigue maravillando al mundo. Teleaire.com recorre los escenarios de París que visitan La Maga y Horario Oliveira durante su exilio en la capital francesa.

Cuando Rayuela llegó a las librerías del mundo acaparó toda la atención del universo literario. Su compleja estructura dramática, que no guardaba ninguna relación con las obras tradicionales, mucho más lineales, revolucionó por completo el modo de escribir dentro de la literatura latinoamericana. Millones de personas rieron y lloraron junto a Horario Oliviera y La Maga, los personajes que protagonizan un exilio a Paris lleno de amor, encuentros, y un constante deseo de libertad.

Cuando se cumplen 50 años de su publicación, ha sido editada una nueva versión que incluye un mapa: de esta manera es posible localizar los lugares de la capital francesa que son escenario de las situaciones vividas por los protagonistas.

El Pont des Arts, la rue de Seine, y el quai de Conti son los tres lugares que se mencionan cuando Horario se encuentra a La Maga al comienzo del libro: «¿Encontraría a La Maga? Tantas veces me había bastado asomarme, viniendo por la rue de Seine, al arco que da al Quai de Conti, y apenas la luz de ceniza y olivo que flota sobre el río me dejaba distinguir las formas, ya su silueta delgada se inscribía en el Pont des Arts, a veces andando de un lado a otro, a veces detenida en el pretil de hierro, inclinada sobre el agua.»

Tiempo después, el mismo Oliveira recordaría a La Maga junto a un grupo de borrachos muy cerca del puente y se diría con melancolía «¿Qué venía yo a hacer al Pont des Arts?».

Algunas tardes la pareja visitaba la sección egipcia del museo del Louvre prestando atención a cada vitrina. Si bien en el libro se habla poco de los museos de París, el Louvre es la excepción, ya que se convierte en el escenario de sus paseos vespertinos, allí cuando Horario recordaba con añoranza las costumbres argentinas que había dejado en Buenos Aires.

El sector de arte egipcio en el Louvre

En el capítulo 132 Cortázar enumera, a través de la narración de Horario, algunos de los cafés más importantes de la ciudad. En su listado aparece el Chien qui Fume, entre otros. Este bar aparece de nuevo en la historia, cuando Horario acude al establecimiento antes de un a visita al hospital.

En la parte de atrás de la emblemática catedral de Notre Dame, Horario se reúne con La Maga y pasan por primera vez la noche juntos. Un recuerdo que el personaje revive en el capítulo 20 de la novela.

Fachada de Notre Damme en Paris

En la segunda parte del libro los personajes regresan a Buenos Aires, pero París continúa siendo protagonista en su historia, porque allí se localizan todos los recuerdos de Horario durante su exilio. En la obra nunca deja de recordar la fascinación que siente por la ciudad de la que se enamoró, tanto como de La Maga.

Al final de la novela, Horario Oliveira acude al cementerio de Montparnasse y arroja un papelito con un mensaje cuyo contenido el lector nunca podrá conocer, sólo el escritor argentino supo qué decía. En este cementerio reposan precisamente los restos de Cortázar y su tumba aloja mensajes como el de Oliveira. Mensajes de aquellos que supieron emocionarse con sus historias y no rinden de esta manera homenaje al literato.

Tumba de Julio Cortazar

Mapa de los escenarios de París en Rayuela